MOTO GP

Recital y victoria de Valentino Rossi bajo la lluvia en el GP de Holanda

Aunque nublado, la lluvia parecía darles una tregua a los pilotos a la hora de la carrera. La carrera de MotoGP del GP de Holanda, que comenzaba una hora antes de lo habitual para evitar coincidir con la prueba de F1 que se iba a disputar en, prometía ser una lucha en la que todo podía pasar. Al final, la veteranía y la experiencia de Valentino Rossi se han impuesto al resto.

Johann Zarco partía de la pole, seguido de Marc Márquez y Danilo Petrucci, primera Ducati de la parrilla. Tras ellos, en segunda fila, aparecía Rossi en cuarta posición; con el italiano, en uno de sus circuitos favoritos, nunca se sabe qué puede pasar. Más atrás, Maverick Viñales, Andrea Dovizioso y Dani Pedrosa prometían dar guerra remontando tras completar ayer una mala clasificación.

-Publicidad-

Con neumáticos soft partía el poleman, mientras que otros como Márquez apostaban por ambos medios y Rossi por medio y duro, lo que a priori le iba a conceder ventaja al italiano de cara al final de la carrera, como así fue. Una prueba en la que se jugaban mucho todos, ya que los cinco primeros del mundial (Viñales, Dovizioso, Márquez, Pedrosa y Rossi) estaban separados solo por 28 puntos.

Tras apagarse el semáforo, tomaba el mando Zarco, seguido de Márquez, Rossi, Petrucci y Álvaro Bautista, que luego iría perdiendo fuelle. Redding, Dovizioso, Crutchwlow y Folger los seguía en unas primeras curvas sin incidentes sobre el trazado de Assen. Viñales marchaba décimo, con Pedrosa undécimo y Lorenzo en la posición decimoséptima; para algunos de los pilotos punteros de la categoría, parecía que iba a ser una carrera dura.

Zarco se escapaba, ayudado por la ventaja de sus neumáticos blandos; en una vueltas, el francés sacaba medio segundo a sus perseguidores. Pero Márquez, veterano en este trazado pese a su juventud, no iba a dejar que se escapara. Tras ellos, un Rossi más perro viejo aún que Márquez los seguía de cerca. Il Dottore quería ganar y aprovechar el mal día que estaban teniendo Viñales, líder del mundial, para recortar puntos.

Poco a poco, Zarco, Márquez, Rossi y Petrucci comenzaban a abrir hueco con el resto. Lo conseguían y se alejaban de sus perseguidores con una distancia cómoda de más de tres segundos. A falta de 16 vueltas, Rossi despertaba y en la frenada de meta adelantaba a Márquez. El italiano se marcaba pasar a Zarco como su siguiente objetivo, que conseguía en unas curvas; Assen, la Catedral del Motociclismo, rugía con el adelantamiento que colocaba al de Tavullia en primera posición. En ese momento, Viñales, que venía remontando, caía al suelo en el trazado holandés, dejando a sus rivales una oportunidad única para recortarle puntos.

Mientras Valentino lideraba, Danilo Petrucci adelantaba a Márquez y se colocaba segundo; el piloto del Octo Pramac Ducati quería volver a repetir su hazaña de Mugello, cuando acabó tercero. Además, parecía que iba a hacer de tapón a Márquez en su caza a Rossi, pues su compatriota iba abriendo hueco cómodamente sobre ellos y enseguida se colocaba a un segundo de ventaja.

Detrás, Andrea Dovizioso se acercaba a Zarco y Márquez. El italiano, que era líder virtual de MotoGP, llegaba con ganas de pasar. La lluvia, que en ese momento hacía su aparición en el Circuito de Assen y obligaba a sacar bandera blanca, parecía que iba a acabar decidiendo la carrera. Zarco era el primero que aprovechaba las circunstancias y entraba en pit lane a cambiar de moto, pero perdía sus opciones.

De hecho, Petrucci en ese momento llegaba a Rossi y comenzaba su lucha por adelantarlo, con Dovizioso tras ellos y un Márquez expectante. Seis vueltas quedaban y todo podía pasar en Assen. Petrux y Dovi no paraban de pasarse el uno al otro, mientras el de Tavullia intentaba mantener un liderato que le era arrebatado por Petrucci a falta de cinco vueltas. Los dos italiano parecían alejarse de Márquez y Dovi, que estaban inmersos en una lucha que ya parecía segura por la tercera posición del podium y que tuvo un invitado inesperado al final, Crutchlow, que llegaba dispuesto a pelear a los dos pilotos el bronce.

Tras unas vueltas de infarto, Rossi conseguía el liderato, se mantenía fuerte y daba un nuevo recital ganando en uno de los trazados que más alegrías le ha dado, 10 para ser exactos; con este primer puesto el italiano inaugura el casillero este 2017, además de ser la victoria número 115 de su carrera deportiva. Tras él entraba Petrucci, segundo, y Márquez conseguía sobreponerse a un fuerte Crutchlow y era tercero. Cuatro el británico, y quinto cruzaba la meta Dovizioso.

Precisamente el italiano se queda líder del mundial, seguido de Rossi, Viñales y Márquez; entre los cuatro primeros solo hay 11 puntos de separación. El siguiente capítulo de esta lucha de titanes, el próximo fin de semana en el GP de Alemania.

Carmen Pérez Mulero

Periodista graduada en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid. Apasionada por el mundo del motociclismo y la velocidad, en especial con todo lo relacionado con el mundial de MotoGP, y amante de las dos ruedas desde que me alcanza la memoria.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba