MOTO GP

La guerra vuelve a Yamaha

Rossi tencion contra Loenzo

La relación entre Jorge Lorenzo y Valentino Rossi también se ha visto afectada por toda la polémica de Sepang.

Rossi tencion contra Loenzo

La relación entre Jorge Lorenzo y Valentino Rossi también se ha visto afectada por toda la polémica de Sepang. Deben jugarse el título en Valencia, pero ya casi esto se ha convertido en una situación menor, dado el cruce de declaraciones en Malasia.

La tensión fue en aumento durante todo el gran premio, pero entonces era por lo que se jugaban. El balear no le hizo gracia que el italiano dijera que Márquez le ayudaba. Hubo varios mensajes cruzados, pero se contuvieron hasta ver qué pasaba en carrera. Y así habrían seguido hasta Valencia. Es el «respeto» que les piden desde Yamaha y que estaban intentando mantener pese a las diversas guerras psicológicas.

Pero el incidente entre Rossi y Márquez tuvo el efecto secundario de encender a Lorenzo. La leve sanción, por una parte, y la acción en sí, hicieron que el balear estallara. «Le he perdido el respeto a Valentino», soltó. «Si fuera otro, le habrían sancionado de otra manera, no lo hacen por su nombre», atacó.

Jorge hasta no reprochó nada a Yamaha, que se volcó con la defensa de Rossi, aun a costa de un perjuicio para él. Los dos rivales se vieron, antes, en el podio y, después, en la zona donde hablan con las televisiones. La tensión era máxima. Apenas se miraron y se hablaron. Estaban avisados por sus equipos de lo que había pasado. Luego, Vale se fue a hablar con la Dirección de Carrera y Jorge esperó.

El italiano, al sólo querer hablar unas horas después, conoció las palabras del mallorquín. Y, lógicamente, no le gustaron. «No entiendo la reacción de Jorge en esta historia. Si me pierde el respeto, me da la razón», dijo mezclando italiano e inglés, muy nervioso.

Yamaha quiere renovarlos

Rossi cree que Lorenzo no debería haber entrado en considerar la sanción, por un parte; y, por la otra, al decir que le da la razón se refiere a un imposible pacto entre el de Palma y el de Cervera. «Igual han hablado entre ellos», soltó medio en broma medio en serio, en otro mensaje que no gustó al español.

La relación está deteriorada, pero no es algo definitivo como lo de Márquez y Rossi. En Yamaha lo saben e intentarán reconducir la situación. El propio Lin Jarvis, el jefe del equipo, ya avisó en Sepang que hablará con ellos antes de Valencia para poner calma.

Se da el caso de que ambos deben renovar el año que viene. Yamaha está por la labor de mantenerlos a ambos. Deportivamente están muy contentos con una temporada histórica para la marca. Los pilotos son los que deben valorar sus pasos, pero no tienen muchas alternativas. Sobre todo, Rossi, que está vetado en Honda y Ducati.

Los de Borgo Panigale sí estarían encantados de acoger a Lorenzo. Jugarán la baza de Gigi dall’Igna, el nuevo jefe y gurú que antes lo fue en Aprilia con Jorge. Pero el balear prefiere anteponer intereses deportivos a malos rollos personales. Cree que, en una situación controlada, puede batir a Rossi. Por eso la paz debe llegar.

Vía: marca

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba