MOTOCROSS

Ernesto Fonseca, EL LOBO DE HEREDIA

ErnestoFonsecaElLobodeHerediaHablar con Ernesto Fonseca no es sencillo. Es un placer, pero no es sencillo. Y no por él, es un tipo directo, que entiende y se hace entender fácilmente, usando pocas palabras.

ErnestoFonsecaElLobodeHeredia

-Publicidad-

Hablar con Ernesto Fonseca no es sencillo. Es un placer, pero no es sencillo. Y no por él, es un tipo directo, que entiende y se hace entender fácilmente, usando pocas palabras.

Lo difícil radica en que no se sabe por donde arrancar. Es demasiada la información, es impresionante el currículo de este herediano de 33 años, parte de los 100 mejores pilotos de supercross en el mundo. Además, lo quiera él o no, es un ejemplo de superación, de enfrentar los obstáculos y vencerlos, un ganador.

Apoyado por su padre, Edwin Lobo, fue que Fonseca incursionó en el motocross apenas a los 5 años. “Por él estoy aquí, nunca estuvo contento, siempre estuvo presionando y exigiendome más,  yo le debó todo a él y fue la razón por la que me fue bien en este deporte” explica Lobito, sobrenombre también heredado por el apellido de su padre (Lobo).

Pasó por todas las categorías del motocross nacional hasta llegar a las “grandes”, la 125 c.c y la 250 c.c en las que tuvo épicas carreras contra el otro ídolo nacional del motocross, Adrián Robert, a quién le quitó el título de campeón en 1997 con apenas 15 años.

Terminando la década de los 90, Fonseca se fue a correr al supercross de Estados Unidos con el equipo Yamaha, con quienes fue campeón de la región Este en 1999, y de la región Oeste en el 2001.

Pasó poco tiempo para el lógico salto a la mejor escudería del momento: Honda, y al lado de Ricky Carmichael.

aPuRVD7mxQcq

El 7 de marzo del 2006 Ernesto Lobito Fonseca, empezó su entrenamiento diario en su pista personal, en California. “Llegué a las 8:30 am, iba a una serie de pruebas con todo el equipo. Me estaba recuperando de una lesión crónica en el pulgar derecho. En ese momento, probábamos para tratar de mejorar la curva de potencia en la moto, que era muy brusca. Estaba en mi último sprint y fue ahí donde cometí un error y me caí”.

“No sabía lo grave que era, pero sí sentí que había sido muy serio puesto que estaba en el suelo y no podía moverme del todo. Mi primer pensamiento fue ‘no quiero estar en una silla de ruedas’, y se lo dije a uno de los mecánicos que trabajaba en el equipo” contó en su momento Fonseca.

La lesión sufrida en sus cervicales tras la caída, le dejó como secuela la imposibilidad de controlar las tres cuartas partes de su cuerpo: del pecho hacia abajo, sus piernas y abdomen no responden a las órdenes enviadas por su cerebro para las funciones más básicas.

Hoy, 9 años después del accidente, Fonseca conversa con Puro Motor sobre su pasado, presente y futuro.

Por más ganas y talento que se tenga, cuesta mucho salir adelante sin apoyo, y no hablamos de la familia, siempre se necesita de alguien que levante la mano por uno en el plano profesional. Lobito los tuvo, antes y después del accidente: “Profesionalmente y antes del accidente los primeros que creyeron en mi fueron Johnny O’mara (excampeón del AMA Supercross) y Erik Kehoe. Ya después del accidente, Erick Bartoldus me dió una oportunidad para seguir involucrado en la industria”.

Pero así como todos tenemos gente que nos apoya, tenemos esos que más bien echan todo para atrás, con sus famosos “no vas a poder”, Lobito también los tuvo: “Cuando corría me lo decían bastante, pero al contrario, me motivaban para así probar que no estaban en lo correcto”.

ErnestoFonsecaElLobodeHeredia4

Actualmente, Fonseca se entrena en el polideportivo de Santo Domingo de Heredia, una rutina cambiante nos cuenta: “No es igual (la rutina), diariamente cambia dependiendo de la semana”.

El Lobito también ha madurado con los años, él mismo lo reconoce y acepta que su carácter también ha cambiado: “Soy mayor, tengo un poco mas de paciencia y experimenté dos etapas muy diferentes, claro que ha cambiado mi carácter”. Pero no se equivoquen, todavía se puede convertir en Lobo Feroz: “Cuesta mucho que me enoje, tal vez me ponen chiva los comentarios tontos o sin fundamento”.

Lo que no ha cambiado es su sinceridad, sigue siendo directo ya sea en persona o redes sociales: “No estoy seguro si me he ganado enemigos por ser así de directo, pero la verdad duele y si alguien no la quiere ver, el que tiene el problema es ese alguien”.

En sus inicios, Ernesto fue patrocinado durante bastantes años por la desaparecida empresa IFSA (Kodak), dirigida en ese entonces por Carlos Roberto Arias. “No tengo contacto con él, traté de acercarme en cierto momento y no se pudo, luego no lo volví a intentar” confiesa Fonseca.

La parte sentimental la mantiene en “neutro”. Fonseca se divorció hace unos años y por ahora se mantiene sin pareja, “pero soy una persona bastante cariñosa” afirma.

Ya Ernesto y nosotros sabemos como estaba hace 10 años, con triunfos en el motocross internacional que hasta el día de hoy no han sido igualados por otro motociclista latino, pero ¿cómo se ve dentro de 10 años? “Ya no veo todo tan a largo plazo pero si pienso en el futuro. Quisiera estar casado y con hijos”. Nos queda claro que la familia tiene un gran valor para Fonseca: “La familia, en mi opinión, es una de las cosas mas importantes que tenemos”.

A Lobito nos lo hemos topado en el autódromo La Guácima, en el estadio de Heredia y hace poco en los X-Knights. Vemos como la gente le pide fotos y autógrafos o simplemente lo llegan a saludar sin parar, a veces hasta parece cansado para él: “No es cansado, es un honor para mi después de años de no estar muy activo como deportista que todavía represente algo positivo en la gente, es un sentimiento gratificante”.

A pesar de ser bastante activo en su perfil de Facebook y en su Twitter, Fonseca es de los que le da más importancia a otras facetas de la vida: “Me gustaría que los adolescentes de hoy en día practicaran mas deportes o actividades que los separen de las computadoras y redes sociales pues te hacen una persona sedentaria”.

Ernesto Fonseca es un ejemplo y hasta un héroe para muchos. Pero es un ser humano que también tiene sus ejemplos y héroes: “Admiro mucho a Pablo César Wanchope en Costa Rica, y a nivel mundial a Valentino Rossi (motociclismo), Michael Jordan (baloncesto) y Roger Federer (tenis), pues son personas que exigen excelencia y que han llegado a un nivel altísimo. A las personas se les olvida que mantenerse arriba es lo más difícil porque lo único que queda es caer y es algo que requiere mucha personalidad, carácter, fortaleza mental, disciplina, perseverancia y cuesta muchísimo conseguir personas así”

Se declara poco seguidor de la radio, reproductores de música y la televisión: “solo cuando de verdad es necesario”, aunque si tiene un gusto bastante amplio en cuanto a la música: “Escucho hip-hop, reggaetón, rock, y en cuanto a la música latina me gusta casi todo, aunque no toda la salsa ni el merengue, pero se sorprenderían”.

Dentro de sus deportes favoritos y que con regularidad sigue están el fútbol nacional, sobre todo su amado Club Sport Herediano, el MotoGP y el tenis. Cuando le preguntamos por algún hobbie o gusto “raro” inmediatamente nos dice “la comida”.

ErnestoFonsecaElLobodeHeredia2

No hace falta hablar mucho con Fonseca para notar que es una persona muy competitiva, con un gran espíritu de lucha, que siempre busca como superarse. El año pasado hizo historia (otra vez) al competir en triatlón, esto a pesar de ni siquiera saber nadar. Pero como todo en su vida, no fue fácil, aprendió a nadar y después participó con gran suceso.

Aunque no será posible verlo correr en una moto otra vez, muchos lo ven dentro de la organización del motocross nacional, compartiendo su conocimiento, sin embargo, Fonseca no lo ve con muy buenos ojos: “Al motocross nacional lo veo bastante mal,  creo que vamos de atrás para adelante. Por el momento no creo que me meta en eso, traté de involucrarme alguna vez pero es complicado, cuesta quedar bien”.

FUTURO

Actualmente Fonseca trabaja para la marca Troy Lee Designs representando sus marcas especiales para la práctica del motocross y mountain bike, anteojos, cascos, ropa, guantes y más. Además cuenta con el patrocinio de Gatorade.
En el plano deportivo, Lobito también tiene planes a corto plazo: “espero participar en cuatro triatlones este año. El primero será el próximo 10 de mayo, el segundo en agosto, luego en setiembre para cerrar en diciembre”.

Más sobre sus planes 2015: Lobito Fonseca vuelve a la competición

“Es vacilón, Mi vida ha cambiado drásticamente pero en mi mente sigo siendo un deportista. Quiero levantarme y siempre hacer ejercicio para saber que cumplí con mi deber” – Ernesto “Lobito” Fonseca.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba