RALLY

Los hermanos fantásticos del Rally

hermanos-moreno-rally

Conozca la historia de los hermanos Gerardo y Rebeca Moreno en el rallismo

-Publicidad-

hermanos-moreno-rally

Tienen 10 años de correr juntos, casi la misma cantidad de años que los separa en edad y bien podríamos decir que casi la misma cantidad de metros que los separa normalmente en su día a día. Corren juntos, trabajan juntos y son vecinos, viven lado a lado. Son los hermanos Moreno, Rebeca y Gerardo, o Becky y Tato, como se les conoce en el círculo familiar y en el ambiente del ralismo, recientemente coronados campeones, invictos, de la categoría N3 del Campeonato Nacional de Rally Costarricense.

Puro Motor los citó en su lugar de trabajo, Grupo Moreno, para hablar sobre esta, una de sus pasiones. Son pausados, tranquilos y seguros al hablar, dicen que así son dentro del vehículo, se entienden a la perfección, se dan cuenta en el momento si se equivocan y lo corrigen, todo eso fue parte del éxito logrado en el 2014.

Gerardo inició en esto primero. Iba con su padre, también llamado Gerardo Moreno, a los rallies. En 1998 agarró el Mazda que su madre le prestó y lo metió en la categoría aficionados. Con ese Mazda 323, Gerardo se coronó campeón, corriendo junto a María Luisa Fabres en 1999 y en el 2000 en novatos y expertos respectivamente. Su madre luego quiso que vender el carro de uso diario para comprar dos un poco más baratos, dejarse uno ella para su uso personal y darle el otro a su hijo para que siguiera su carrera en el rally.

Así comenzó a correr en un Kia Rio y posteriormente en un Renault Clio junto a Rodrigo Quirós, parte de la actual dupla campeona de la N4 junto a José Andrés Montalto, momento en el cual los resultados para el equipo no fueron tan buenos.

La sangre jala: Todo inició en el 2005

La historia de los hermanos Moreno juntos en el rally inició un día del 2005, cuando Rebeca, aún menor de edad, estaba en el cine, su hermano la fue a recoger como casi siempre lo hacía, y se la llevó a la Junta de Pilotos. Ahí le dijo “Becky, ¿Querés correr conmigo?” Y ya han pasado casi 10 años desde ese “SI”.

Ese mismo año quedaron campeones en la N1, y Rebeca fue nombrada copiloto novata del año con 17 años. En 2006 cambiaron de auto, se compraron un Nissan Sentra con el que quedaron campeones de la categoría N2. En 2007, de la mano de Jorge Ballestero, se pasaron a Peugeot y fueron campeones absolutos en el 2008 y 2010 además de subcampeones en 2009.

Buscando nuevos horizontes, corrieron en el Nacam de México en 2009 pero un accidente por un fallo en la dirección los mandó de vuelta a casa. Durante más de tres años el auto resintió ese accidente y por más que trataron nunca pudieron encontrar el daño, por lo que en 2011 y 2012 solo corrieron unas fechas en el campeonato costarricense con el Peugeot. Para no finalizar el 2012 sin correr le alquilaron un Mitsubishi EVO a Rommel Molina para correr en la N4. Quedaron terceros.

De nuevo en 2013 participaron con el Peugeot pero solo pudieron hacerlo en pocas fechas del campeonato por los constantes problemas con el auto.

Iniciando el 2014 decidieron revisar todo el auto, hasta la última tuerca. Con la ayuda de la Agencia Peugeot y el apoyo y entusiamo de Jorge Socatelli, le pusieron computadora y motor nuevos, y ahora sí, a pesar de ser un auto “viejo”, arrasó con todas las fechas del calendario y le permitió a los Moreno finalizar Campeones invictos en la categoría N3 en el 2014.

hermanosmorenohermanos

En la foto: Beatriz, Gerardo y Rebeca

Pero no todo ha sido el vehículo, la relación del hermano mayor con la hermana menor de la familia Moreno, -tienen una hermana en el medio (Beatriz) que nunca se involucró en la tripulación, pero su apoyo es vital-, ha sido clave en la consecución de este tricampeonato.

Tal es el acople que tienen los hermanos que no se ven corriendo separados en el Rally después de tanto tiempo de hacerlo juntos “Hemos corrido juntos casi 10 años y solo una vez en todo ese tiempo, precisamente el año pasado, tuve que correr con otra copilota, Mariela Steller, porque Rebeca estaba fuera del país para la fecha en San Carlos¨.

Y ¿qué hay de los padres? “Ellos se preocupan lo normal, mi mamá prefiere no ir, mi papá es “todo está bien” nos dice Rebeca. “Ellos saben lo seguro que son los carros, es un deporte peligroso pero nuestro carro cuenta con lo mejor en dispositivos de seguridad” concluye Gerardo.

“Él es muy paciente, me explica todo” Rebeca Moreno

Rebeca es joven, 26 años, de contextura pequeña, aún con cara de niña y con recuerdos frescos de esa niñez en que “jugaba con barbies, y algunas veces con carritos, de adolescente que comencé a ir a La Guácima y que me entró lo de los motores”. Esa pasión hacia los motores la comparte con su esposo Marco Quesada con quién tiene seis años de casada. Rebeca es ya una experta en el mundo del rally y se siente muy cómoda ahí: “Siempre ha sido normal, es lo diferente y bonito de los ralis, la participación femenina es más notoria que en otras disciplinas de motor, por lo que no soy la única, cada temporada hay de cuatro a cinco mujeres en los diferentes equipos”. Rebeca, si no está corriendo, está desarrollando su otra pasión: la fotografía. Era común verla en el antiguo autódromo La Guácima con su cámara, disparándole a los autos igual que lo hace ahora con modelos o productos para las dos revistas de moda que tiene a cargo: Cosmetología Actual y Modalité. Además se encarga del mercadeo y rotulación de las empresas del Grupo Moreno.   

“Hace años que ando con Tato (Gerardo) en carro. Como él sacó licencia a los 16 años en Estados Unidos, me llevaba al colegio. Vacilábamos mucho, muy diferente a como somos en competencia, somos muy callados y profesionales dentro, solo leemos las notas, él es muy pasivo y yo no soy mandona, así que nos llevamos muy bien” dice Rebeca.  

“Me siento muy cómodo corriendo con ella, siempre llevamos a Dios dentro del carro” Gerardo Moreno

hermanosmorenofamilia

En la foto: Gerardo hijo, ayudando a su padre en un rally a ponerse los guantes

Gerardo es casado hace siete años, tiene 2 niños, Gerardo de cuatro años y Camila de siete meses. Acaba de cumplir 35 años el pasado 26 de octubre (26 también es elnúmero del Peugeot campeón de la N3) maduro, callado, estudió administración de empresas, es el encargado de compras e importaciones en el Grupo Moreno, aunque “hago de todo ahí”.

Gracias a su trabajo, viaja bastante, lo que aprovecha para cuadrar fechas y disfrutar de alguna fecha del campeonato mundial de rally WRC o de Fórmula 1.

“Dentro del carro nunca hemos tenido problema, conocemos de casos que hay conflictos entre los compañeros, pero no nosotros, nos respetamos mucho” puntualiza Gerardo.

hermanosmorenocampeones

En la foto: Rebeca y Gerardo celebrando un bicampeonato

Campeones en el 2014

El año no pudo ser mejor deportivamente para los hermanos Moreno. Campeones, invictos. “No perdimos una sola fecha, las cuatro las ganamos, es muy satisfactorio ganar invictos, sobre todo por el nivel de la competencia”. Sin embargo, tampoco olvidan los dolores de cabeza que les dio el auto durante años “Este carro desde el 2010 nos costó ponerlo a punto, por eso quedaron campeonatos inconclusos, tres años y nada, gracias a Geovanny (el mecánico) y el interés de Peugeot Costa Rica lo trabajamos a inicios de año y lo dejaron como nuevo, le conseguimos motor nuevo, computadora nueva, y se volvió el carro más rápido de la categoría”.

No es secreto el difícil año que ha tenido el rally nacional, pero ellos ven el buen trabajo de los organizadores. “La asociación ha hecho un gran esfuerzo, se ha complicado todo con lo sucedido el 2013, pero aunque sea en fincas o rallycross ahí estamos los fieles y sabemos que vendrán otros grandes pilotos el próximo año” concluye Gerardo.

hermanosmorenoevon4

En la foto: El Mitsubishi Evolution con el que compitieron en la N4.

Paso a N4

Aunque piensan igual casi en todo, no se logran poner de acuerdo cuando les consultamos si les gustaría dar el salto a la categoría más grande, la N4. Como dijimos hace un momento, Rebeca está muy cómoda en el Rally, y en la categoría N3 como para dejarla “En la N3 nos va muy bien, la competencia es muy buena y pareja, en la N4 hay mucha diferencia entre los carros”. Gerardo acelera un poco más y se le ilumina la cara de solo pensar en la posibilidad, muy latente, de conseguir un auto y ponerlo a punto para la N4: “Yo si quisiera brincar a la N4, es un tema de presupuesto ya que los costos casi que se duplican, las llantas, la gasolina, etc. Hicimos un intento en 2012 alquilando un carro, pero no estaba al nivel de los ganadores. Pero es mi sueño”. No nos costó mucho sacarle un poco más de información: “Ya estamos trabajando en eso, de mano de la nueva administración de Peugeot en Costa Rica estamos analizando traer un nuevo auto turbo para N4”.

Se vuelven a ver, con risa cómplice, se dicen algo con la mirada. ¿Algo más Rebeca? “No, solo quiero repetir que no creo que corra con alguien mas, desde que comencé es con el, además trabajamos todo el día juntos y vivimos a la par, demasiado pegas”. Así, con risas, terminamos nuestro encuentro, originalmente pautado como una entrevista de 30 minutos y que se convirtió en una amena charla de más de una hora sobre la vida, logros y triunfos de los hermanos fantásticos del rally: los hermanos Moreno.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba