MOTO GP

Marquez y Pedrosa probaron la nueva motocicleta de Honda para 2016

honda

Honda busca mejorar el nivel para 2016

honda

Si Hiroshi Ahoyama fue el primer piloto en probar la Honda RC213V de 2016 el miércoles durante el primer día de test mientras Marc Márquez y Dani Pedrosa se centraron en buscar soluciones para la moto de esta temporada, este jueves fueron Marc y Dani quienes se estrenaron con la moto de 2016 el segundo día de las tres jornadas de pruebas privadas programadas en el circuito Misano Marco Simoncelli.

Tanto Dani como Marc tuvieron la ocasión de probar el prototipo de 2016, con un chasis totalmente nuevo pero con el motor de esta temporada. Esta primera toma de contacto tiene que servir para comprobar que se sigue el camino correcto en el desarrollo de la moto y que en Honda no comentan el mismo error que la temporada pasada. No obstante, dependiendo de las sensaciones reales de los pilotos podrían optar montar ya este chasis si les solucionara parte de los problemas que adolece su RC213V de esta temporada.

Los pilotos del Repsol Honda también siguieron trabajando en la puesta a punto de sus motos de esta temporada El primer día de test Márquez, en un circuito reasfaltado y con más agarre, rodó en 1:32.3 mejorando ostensiblemente el récrod que el mismo tenía desde 2013 en 1:32.9. Pero es que en el segundo día de pruebas, Marc fue capaz de bajar hasta el 1:32.0 mientras que Pedrosa marcó un 1:32.6 como mejor vuelta. 

«Estoy contento con estos dos días. Hemos hecho un buen trabajo con la puesta a punto y ahora me siento más cómodo. Especialmente esta mañana cuando la temperatura ha sido un poco más baja hemos sido capaces de encontrar algo que ha mejorado mis sensaciones y tendremos que ver si funciona en los póximos circuitos. También he probado el prototipo de 2016 y hemos encontrado cosas buenas. Mañana lo volveremos a probar pero con los neumáticos de la próxima temporada para proporcionar más información a los ingenieros de HRC con la que trabajar», apuntaba Márquez tras el segundo día de test.

Pedrosa, por su parte, destacó que «han sido dos días de pruebas duros, pero productivos. Estamos contentos, porque hemos sido capaces de trabajar en la moto actual para encontrar una puesta a punto que pueda servir para los próximos Grandes Premios. Ha sido un trabajo muy duro porque la temperatura era muy alta, pero estoy contento. También he hecho un par de salidas con el prototipo de 2016. Es importante ofrecer a los ingenieros sensaciones de la dirección en la que queremos ir. Mañana la vamos a probar de nuevo con los neumáticos del año que viene».

Fuente Sport.es

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba