INDUSTRIA

Toyota 2000GT (1967): el deportivo que cambió para siempre la imagen del automóvil japonés

toyota-2000gt-historia-p_1440x655c

Eran los años 60, y Japón estaba viviendo su particular boom económico. Alimentado por las exportaciones de electrodomésticos y electrónica de consumo, el estatus de Japón se asemejaba al de China actualmente. Se sabía que podían trabajar bien, pero no se les tomaba en serio y se les acusaba de fabricar “baratijas”. Para la incipiente industria automovilística nipona esto era un problema de imagen grave. Hasta que Toyota lanzó el 2000GT en 1967, el auto que calló todas las bocas críticas en el mundo del automóvil. Fue el deportivo que cambió para siempre la imagen del automóvil japonés y esta es su apasionante historia.

La concepción del Toyota 2000GT

A principios de los años 60, se encendió la mecha de la deportividad en Japón. Los dos primeros Grandes Premios de Japón – acaecidos en 1963 y 1964 – fueron un enorme éxito. El país demandaba vehículos más deportivos, y Toyota comenzó el desarrollo de su buque insignia de la deportividad, que bautizaría como 2000GT. Sin embargo, debemos hacer un inciso previo, una anécdota histórica que da sentido a su nacimiento. El proyecto Z-Car – también llamado A550X – llevado a cabo en colaboración por Datsun y Yamaha.

-Publicidad-

toyota-2000gt-historia-8

Datsun quería desarrollar un potente biplaza, y contrató los servicios de Yamaha para ello. Aunque fabricaban motocicletas, los de Akashi ya entonces se aventuraban como consultores e ingenieros en proyectos automovilísticos. El Z-Car fue diseñado por Albrecht Goertz, un diseñador germano-americano de gran reputación internacional. Por motivos económicos o estratégicos Datsun abandonó el proyecto. Apenas un año después, era Toyota la que contrataba los servicios de Yamaha para desarrollar el 2000GT.

Toyota atribuye sus trazos a Satoru Nozaki, uno de los máximos responsable de diseño de Toyota por aquél entonces. Aunque algunas fuentes incluso aseguran que la autoría estética del 2000GT debería ser compartida, opino que su inspiración estética también fue en mucha mayor medida el Toyota Sports 800. En el Salón de Tokyo de 1965, Toyota asombró al mundo con la presentación del impresionante 2000GT. Nunca antes Japón había diseñado un auto tan equilibrado, tan bonito y estética refinado. Una verdadera joya.

El auto que asombró al mundo

El secreto estético del Toyota 2000GT eran unas proporciones casi perfectas. Su larguísimo capó daba pie a un habitáculo en forma de lágrima – el conductor iba sentado casi sobre el eje trasero del auto. Las luces largas estaban protegidas por un cristal y las de cruce eran escamoteables, otorgando al auto una forma aerodinámica y unas líneas extremadamente limpias. Sin florituras, sin ornamentos innecesarios. En la zaga, unos sencillos pilotos redondos y un escape central doble ponían la guinda a este pastel de 4,17 metros.

Pero era bajo su piel donde ocurría la magia: el Toyota 2000GT era uno de los autos más avanzados de su tiempo. Su chasis era un semi-monocasco de aluminio, sobre el que se montaba la carrocería de acero. Hace más de 50 años ya disponía de dirección de cremallera, una caja de cambios sincronizada de cinco relaciones, discos de freno ventilados en las cuatro ruedas o una suspensión completamente independiente en ambos ejes. Un autoblocante mecánico en el eje trasero se encargaba de pasar eficientemente la potencia al suelo.

toyota-2000gt-historia-7

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba