INDUSTRIA

Nissan Tsuru (Sentra) se dejará de producir en México, por temas de seguridad

nissan-tsuru-final-produccion-p_1440x655c

Si has viajado a México durante los últimos 20 años – o vives allí – habrás visto infinidad de Nissan Tsuru (Sentra). El Nissan Tsuru es el mismo auto que el Nissan Sunny B13, cuyas ventas comenzaron a nivel global en el año 1991. Desde entonces se ha producido en México ininterrumpidamente, y a día de hoy, se sigue fabricando y vendiendo a buen ritmo. Es el auto favorito de los taxistas por su simplicidad, fiabilidad, espacio y buen precio. Pero todo llega a su fin, ya que Nissan ha anunciado el fin de su producción.

La noticia llegó tras una nefasta valoración por parte de una prueba de Latin NCAP, parte de Global NCAP. El Nissan Tsuru obtuvo cero estrellas, deformándose el habitáculo ante un choque frontal, poniendo en peligro la vida de los pasajeros. Al estar basado en una plataforma con casi 30 años de edad, no puede equipar tecnologías de seguridad como el ABS o sistemas de airbag. O mejor dicho, actualizar las medidas de seguridad del Nissan Tsuru a los estándares actuales es demasiado caro y complicado como para ser rentable.

-Publicidad-

nissan-tsuru-final-produccion-1

El Nissan Tsuru ha ido actualizándose poco a poco durante los años, y aunque ha tenido versiones más potentes y diferentes estilos de carrocería, los motores 1.6 de inyección electrónica y su carrocería de cuatro puertas han permanecido ajenos al paso del tiempo. Pero a todo incombustible termina por llegarle el final, en aras de la necesaria seguridad. En mayo de 2017 cesará la producción del Nissan Tsuru en México, así como su exportación desde el país hacia toda Latinoamérica, su principal mercado.

Y quizá sea lo mejor. Según estimaciones de Latin NCAP, sólo entre 2007 y 2012, el Nissan Tsuru y su escasa seguridad se han cobrado la vida de unas 4.000 personas – sólo en México. Latinoamérica, India, China… se merecen unos estándares más rígidos de seguridad, y se merecen abandonar el agravio comparativo al que los fabricantes los someten en términos de seguridad automovilística. No es de recibo que a finales de 2017 se vendan autos sin ABS o airbags, por muy baratos que sean de vender, mantener y reparar. No es de recibo.

Se estima que se evitarían hasta 440.000 muertes y 143.000 millones de dólares en daños personales si la seguridad de los vehículos vendidos en Latinoamérica estuviese a la par con la europea o estadounidense. El Nissan Tsuru será reemplazado por el Nissan Sentra de última generación. No se perderá producción en las fábricas mexicanas, ya que Nissan derivará producción de otras instalaciones para asegurarse un mantenimiento de los puestos de trabajo. También garantizarán revisiones, repuestos y soporte para los Tsuru existentes.

En marzo de 2017 comenzará la venta de una edición conmemorativa, un fin de fiesta limitado a sólo 1.000 unidades que podría convertirse en un auto de culto de aquí a unos años.

Vía DiarioMotor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba