INDUSTRIA

Cinco autos que serían medallistas si participaran en una olimpiada

bC

Río 2016 está en pleno desarrollo y todas las miradas del mundo se concentran en un solo lugar, donde las estrellas son los atletas que lucharán por subir a lo alto del podio para mostrar que son los mejores del mundo en cada una de las disciplinas en las que participan. Dicho esto, en el mundo motor, es imposible no preguntarnos, ¿Si los corredores olímpicos fueran autos, qué modelos serían? Para dar respuesta a esto, tomando algunos datos de Carmatch, podemos dar estas propuestas.

Usain Bolt sin duda sería el Bugatti Chiron, ¿Por qué? Pues por la única razón de que ambos son los más rápidos del mundo. El jamaiquino, es el único atleta que ha ganado tres pruebas olímpicas desde Carl Lewis en 1984 y si tuviera ruedas podría ser sin problemas el Bugatti Chiron que alcanza 464 km/h y posee un diseño que recuerda a algunos coches míticos de la casa de origen francés, un motor de más de 1,500 hp y 1,600 Nm.

-Publicidad-

El norteamericano Justin Galtin sería el Koenigsegg One:1. El atleta fue campeón olímpico de los 100 metros en 2004 y mundial de los 200 en 2005, mientras que el One:1 tiene el récord del vehículo más rápido en el circuito de Nordscheleife (conocido como Infierno Verde). Pesa 1,360 kg y posee un motor de 1,360 hp y está construido con un chasis de Fórmula 1 y un diseño basado en los monoplazas de Le Mans. Se coloca como el segundo vehículo más veloz del mundo en la actualidad con sus 445 km/h.

Yohan Blake, compatriota de Usain Bolt, sería el mismísimo Hennessey Venom GT. Blake es el tercer favorito para las carreras, ha ganado medallas de plata y posee la segunda mejor marca histórica en la prueba de 200 metros. En cuando a su parte motorizada proviene del Lotus Elise, y presenta un motor GM LS7 de siete litros que proviene del Chevrolet Corvette Z06 que se ha modificado para generar nada más 1,451 hp y 1,287 Nm administrado por una transmisión de 6 velocidades. El resultado es un automóvil que alcanza los 100 km/h en solo 2.4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 435 k/h.

El japonés Aska Cambridge con el Bugatti Veyron Super Sport, ambos son considerados como el cuarto más rápido del mundo. El Veyron tuvo el récord de velocidad en su momento, mismo que fue opacado por una polémica que le quitó el registro oficial pero por muchos fue valida su marca. Hoy ya fue desplazado y ya no es fabricado, dejando su legado al Chiron. Su mecánica se compone por un motor de 16 cilindros en W que desarrolla 1,001 hp.

El quinto puesto sería para el español Bruno Hortelano junto con el Koenigsegg Agera R. El atleta se ha proclamado campeón del Campeonato Europeo de Atletismo de 2016 en la competencia de 200 metros y se ubica como del quinto preferido para las pruebas olímpicas. De la misma forma el Koenigsegg Agera se ha consagrado como el quinto automóvil más rápido de la historia con sus 418 km/h. El modelo presenta un motor con una potencia de 1.400 hp. Además se concibió como un modelo ecológico que puede funcionar con biofuel, aunque esta función reduce la potencia del vehículo.

Usted ¿Qué modelos con sus respectivos atletas pondría?.

Eduardo Pérez

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México. Apasionado del mundo de las ruedas con más de 5 años de experiencia como periodista especializado en la industria automotriz cubriendo la fuente a nivel internacional. Corresponsal de Puro Motor en México.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba