F1

F1 Valencia: Alonso se lleva una épica victoria con Ferrari

Alonso_F1_Valencia_2012

Schumacher sube al tercer escalón del podio por primera vez desde su regreso

Alonso_F1_Valencia_2012

-Publicidad-

Fernando Alonso ha conseguido hacerse con la victoria en el Gran Premio de Europa en el Valencia Street Circuit contra toda pronóstico en una carrera de todo menos predecible. A pesar de salir desde la undécima posición después de ayer no conseguir ni siquiera calificar en la Q3 el bicampeón español ha firmado una carrera sólida desde la salida misma, que ha sido premiada con el escalón más alto en el podio y con su primera victoria en este circuito.

Tras el asturiano han acabado Kimi Raikkonen, uno de los máximos favoritos a ganar esta carrera y un inesperado Michael Schumacher, que merecía su vuelta al podio después de la aciaga temporada que llevaba hasta el día de hoy.
La verdad es que hemos asistido a una impresionante carrera de principio a fin, llena de adelantamientos y de espectáculo y, lo más interesante, de vueltas  de tuerca en el guión esperado, que han hecho las delicias de todos los aficionados a este deporte.

La salida empezaba muy fuerte, aunque sin incidentes, con muchos pilotos ganando posiciones y otros perdiéndolas. Entre ellos, Alonso comenzaba a fraguar su victoria adelantando tres posiciones, pues ya en la segunda vuelta era octavo después de salir undécimo. Grosjean también estaba muy agresivo en los giros iniciales y arrebataba la tercera plaza a Maldonado.
A partir de ese momento, comenzaba la estrategia esperada de Sebastian Vettel de escaparse para tener una carrera tranquila y sin complicaciones en boxes, lo que el alemán hacía de forma magistral, pues ya en la vuelta dos llevaba dos segundos de diferencia con sus rivales. Desde ese momento, el actual Campéon del Mundo marcaba vuelta rápida tras vuelta rápida, y ha llegado a atesorar, antes de la salida del safety car, más de veinte segundos de renta con sus rivales.

Hamilton y Grosjean se enzarzaban en una bonita lucha, lo que hacía que Vettel pudiese escaparse más fácilmente. Mientras que Alonso quedaba tras el rápido Force India de Hulkenberg sin poder pasarlo. El galo de Lotus podía, finalmente, en la vuelta 10 con Lewis Hamilton y empezaba a mostrar mucho más ritmo que el de McLaren.
Mientras tanto, en las posiciones posteriores Räikkonen y Alonso adelantaban en pista a Maldonado, pasando al venezolano de forma espectacular y con mucho riesgo por parte de ambos. A partir de este momento, comenzaba el baile de la primeras paradas en cabeza de carrera y Ferrari, en consonancia con el trabajo hecho sobre la pista por Alonso, volvía a hacer un meteórico pit stop que le granjeaba al asturiano, nada menos, que dos posiciones con  Räikkonen y Kobayashi, que hasta ese momento rodaba en el top cinco.

El trabajo no acaba ahí, pues tanto Alonso como Räikkonen salían en medio de bastante tráfico, lo que nos ha dejado adelantamientos memorables por parte de ambos, quienes se han arriesgado mucho, a sabiendas de que perderían mucho tiempo si se quedaban detrás de autos más lentos. Los toques se sucedían por la pista y llegaba el turno de Kobayashi y Senna, que impactaban entre sí dejando muy dañado el auto del brasileño.
Alonso estaba cuarto y con más ritmo que el tercer clasificado, Lewis Hamilton, por lo que el asturiano ha tirado mucho en las siguientes vueltas, rodando cuatro décimas más rápido que el británico por giro.
Entonces, tenía lugar un cambio de guión, que ha puesto la guinda a una carrera, ya de por sí muy divertida, pues Vergne tocaba a Kovalainen en la vuelta veintiocho en una maniobra poco afortunada y ambos quedaban desllantados, lo que puso mucho suciedad y restos en el asfalto valenciano. En estas condiciones dirección de carrera decidía sacar el safety car, lo que suponía dilapidar la ventaja (más de veinte segundos) que Vettel había conseguido. La carrera se reiniciaba así, como es habitual en estas situaciones. Sin embargo, las paradas en boxes durante el régimen del auto de seguridad nos dejaban más sorpresas, pues McLaren volvía a hacer un desastroso pit stop a Lewis Hamilton, quien de resultas de ello perdía la posición con Alonso y Räikkonen. Todo un golpe de efecto que dejaba a ambos, respectivamente, tercero y cuarto.

Todos pensábamos que en estas condiciones Vettel lo tendría un poco más difícil por el ritmo aparentemente más sólido de los dos Lotus, sin embargo, la carrera nos volvió a dejar otra vuelta de tuerca cuando en el relanzamiento de la misma en la vuelta treinta y tres no sólo Alonso conseguí adelantar a Grosjean, sino que el líder de la misma, Sebastian Vettel, abandonaba tras quedársele el auto parado con un grave problema mecánico.
Fernando Alonso comenzaba a liderar la prueba a falta de 24 giros para el final, pero parecía muy improbable que pudiese aguantar a Grosjean detrás, cuyo ritmo con el Lotus era muy sólido. Pero el asturiano no ha tirado la toalla en ningún momento y ha apretado los dientes con fuerza. No en vano, marcaba una sucesión de vueltas rápidas de carrera (de la 37 a la 41) para conseguir mantener al galo a raya.

Y, de nuevo, volvía la sorpresa, pues el francés abandonaba tras un problema mecánico. Hamilton estaba en esos instantes segundo (con mucho merecimiento) y luchando con todas sus fuerzas por mantener tras de sí a Kimi Räikkonen. No obstante, sus ruedas empezaba a degradar sobremanera (lo contrario que le ocurrió en Canadá –y es que nadie entiende estas gomas-) y el finlandés le pasaba con muchísimo riesgo y con una soberbia pericia en la vuelta cincuenta y cinco. De esa lucha Alonso conseguía sacar una renta de 7,6 segundos, lo que le ponía las cosas fáciles de cara a las dos últimas vueltas.

Pero las cosas no iban a acabar así, pues Maldonado intentaba pasar a Hamilton, que iba en una fase de degradación brutal, y se tocaban tras no dar su brazo a torcer ninguno de ellos: el inglés no dejaba espacio al venezolano y éste trató de buscarlo golpeando el McLaren en la zona de los pontones. Acción polémica que se ha saldado con una penalización de diez posiciones a Pastor. Así las cosas Hamilton abandonaba y Maldonado acaba décimo en el box. Todo ello dejaba, además, a Michael Schumacher en el podio, un premio que tenía merecido tras haber sufrido toda la suerte posible de abandonos esta temporada.

La carrera, no apta para cardíacos, acaba, pues con la victoria de Alonso en el Gran Premio de casa rompiendo todos los pronósticos (si alguno ha apostado con el corazón por el asturiano se ha debido de hacer rico). Un prueba donde no había vencido nunca (suma ya 29 victorias) y, además, después de haber hecho el negocio del año, pues sus dos máximos rivales (Hamilton y Vettel) no han sumado ni un punto, con lo que el bicampeón español es líder del Mundial con la mayor ventaja vista hasta ahora, veinte puntos. Ahora Mark Webber es segundo, otro resultado poco predecible.

El asturiano no ha podido disimular su alegría y su emoción, que ha compartido con los aficionados españoles, tras parar su monoplaza delante de dos de las tribunas principales, lo que nos ha dejado más una imagen de Moto GP que de Fórmula 1 y que sería muy de agradecer en los Grandes Premios.

Junto a lo dicho hay que destacar el extraordinario papel de los Force India, que acabado quinto y séptimo. Han sido una pena los toques de los Williams, que hoy parecían también muy fuertes y que ha pagado la inexperiencia de sus pilotos. La prueba, por último, se salda con cinco abandonos y un safety car, lo que no es mucho contando la cantidad de luchas fratricidas que hemos podido ver sobre el asfalto.

En quince días llegaremos a una de esas pistas míticas de este deporte (aunque demasiada remodelada), a Silverstone, con el Gran Premio de Inglaterra. Ojalá que volvamos a disfrutar de un espectáculo tan intenso como éste.

Via: The F1

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba