F1

Análisis F1 2013: Red Bull y el despertar de la bestia hambrienta

Resumen F1 RedBull
Un año perfecto

 

«No esperábamos tantos problemas, pero la situación no es dramática». Estas eran las declaraciones de Sebastian Vettel tras el Gran Premio de Australia. Y es que realmente había problemas pero no parecía, en principio, ser una situación alarmante. ¿O sí?

Vettel hacía estas declaraciones después de conseguir la pole en Melbourne, con Mark Webber en segunda posición, acabando tercero y sexto respectivamente, lo cual no es un mal resultado como para mostrar preocupación. Llegábamos a Malasia y doblete para los austriacos, mientras que en China sufrían un poco más de la cuenta: Vettel era cuarto y Webber se retiraba tras su problema con el neumático.

-Publicidad-

Pese a todo, tres podios, un cuarto y un sexto puesto, siguen pareciendo resultados bastante buenos para cualquier equipo. Y sin embargo, las voces desde el equipo de la bebida energética seguían siendo enérgicas… pidiendo un cambio: «Hemos tenido conversaciones serias (con Pirelli)», decía Helmut Marko antes del GP de Baréin. El quid de la cuestión quizás esté en ese ‘un poco más de la cuenta’ de sufrimiento del que hablábamos.

El RB9 nunca tuvo un problema grave: salvo la clasificación de China en la que fue noveno, Vettel siempre ha clasificado entre los tres primeros y su posición media en parrilla es el segundo puesto. En carrera, hasta el parón veraniego, tampoco sus resultados han sido malos: salvo dos cuartos puestos y su abandono en Gran Bretaña, Vettel siempre estuvo en el podio.

El problema de Red Bull era que sabían que su RB9 tenía un gran potencial. Un monoplaza extremadamente competitivo gracias a un diseño que proporcionaba mucho agarre aerodinámico. Un agarre que generaba, sin embargo, cargas que el neumático no podía resistir mucho tiempo. «Queremos, lo más pronto posible, un neumático que no limite nuestro potencial. […]Si utilizamos nuestro potencial total, no duramos ni siquiera una vuelta completa de clasificación», decía Helmut Marko antes del GP de España.

La primera parte de la temporada de Red Bull estuvo dominada por un quiero y no puedo. Por un auto extremadamente competitivo que se veía limitado por el rendimiento de los neumáticos: su incapacidad para soportar el nivel de exigencia que el RB9 demandaba para rendir al máximo y no reservarse nada. En el equipo austriaco lo sabían de más y decidieron luchar por sus intereses con una campaña mediática de constantes críticas a Pirelli.

«Hemos tenido que reducir el potencial de nuestro auto, ya que los neumáticos no eran duraderos», Dietrich Mateschitz en mayo, o Christian Horner diciendo que «los neumáticos están en el límite y simplemente hay que volver atrás un poco», en abril, son ejemplo de ello. En Hungría llegó el cambio definitivo de neumáticos. Un cambio que dio una base más sólida a Red Bull para hacer lo que mejor saben hacer: evolucionar el monoplaza.

La segunda mitad de la temporada ha sido incontestable. La temporada que ellos querían sabiendo el arma del que disponían. En la primera mitad cosecharon grandes resultados, pero luchando y sufriendo más de lo que ellos sabían que debían sufrir teniendo el material del que disponían: «Con un neumático normal, Vettel sería medio segundo más rápido que todos», decía el Dr. Marko. Dicho y hecho.

Red Bull en números:

Mundial Constructores Puntos Victorias Podios Poles Vueltas rápidas Km. en cabeza Abandonos Km. en carrera
596 13 24 11 12 4003 4 11 082

 

Sebastian Vettel

El análisis de la temporada de Vettel se resume con un número: el cuatro. Cuatro Campeonatos son los que lleva ya el alemán con Red Bull. Un total de trece victorias, todas las de su equipo, y una determinación como pocas cuyo fin era el de conseguir el triunfo final. Pese a los problemas con los neumáticos, Vettel estuvo siempre ahí. Más tarde, cuando Red Bull dio con la tecla, Vettel se encargó de la melodía. Siempre llevó la batuta dentro del equipo y dentro del paddock con carreras de dominio aplastante como la de Singapur.

Sin embargo, Vettel también ha demostrado sobradamente que es capaz de luchar con otros pilotos y que tiene unas capacidades dignas de todo un campeón. Es obvio que su alianza con Red Bull forma parte de la clave del éxito. Es innegable que el excepcional rendimiento de los monoplazas austriacos es uno de los elementos principales. Pero para conseguir los resultados de esta temporada, todas las variables de la fórmula tienen que rendir bien: Vettel lo ha hecho a la perfección.

Vettel en números:

Grandes Premios Puntos Victorias Podios Poles Vueltas rápidas Km. en cabeza Abandonos Km. en carrera Posición media en parrilla
19 397 13 16 9 7 3639 1 5.730 (98.88%) 2.1

 

Mark Webber

La última temporada de Red Bull no ha sido de las mejores del australiano. Incapaz de seguir el ritmo de su compañero y víctima de la mayoría de los infortunios que ha sufrido la escudería austriaca. Su situación en el equipo y su relación con su compañero no ha ayudado. El famoso Multi 21 de Malasia fue la gota que colmó el vaso. «Nunca ha habido una buena confianza entre ellos desde lo que ocurrió en Estambul en 2010», reconocía Christian Horner.

En la primera parte de la temporada, en la que el RB9 más sufrió con los neumáticos. Antes del parón estival, el australiano apenas estuvo tres veces entre los tres primeros por las siete de su compañero. Cuando el equipo encontró el camino, su rendimiento mejoró pero jamás fue capaz de batir a su compañero, pese a tener dos oportunidades en forma de dos poles. Pero Webber demostró que las salidas era su gran debilidad, y su ritmo en carrera nunca estaba cerca del de su compañero. Mark Webber se va tras una larga carrera en la F1, con el cariño de sus compañeros de carreras y el respeto reconocido de Vettel. Pero se ha ido sucumbiendo a la larga sombra del éxito de su compañero: incapaz de imponerse en resultados ni dentro de la escudería.

Webber en números:

Grandes Premios Puntos Victorias Podios Poles Vueltas rápidas Km. en cabeza Abandonos Km. en carrera Posición media en parrilla
19 199 0 8 2 5 364 3 5.352 (92.36%) 5.4

Cara a cara

Clasificación: 17-2
Carrera: 18-1
Vuelta rápida: 11-8

Vía f1 al día

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba