WRC

WRC 2012: La perdida de Citroen podría ser beneficio para VW

w_2012_Ogier_ventaja_para_VW

El piloto presenta un nuevo panorama para el WRC

w_2012_Ogier_ventaja_para_VW

Incluso después de completar el que sería su último rallye del WRC con Citroën, Sebastien Ogier insistió en que su futuro se encontraba con la marca.

“Aún tengo dos años de contrato, no hay nada más que decir”, insistió al final del Rallye de Gales GB.

-Publicidad-

Pero tres días después Citroën anunció que Ogier se iba y que Mikko Hirvonen sería el Nuevo compañero de Sebastien Loeb en 2012, aceptando así su fracaso en el intento de dar cabida a dos pilotos de gran calidad en el mismo equipo.

No fue una decisión fácil, como el responsable de equipo de Citroën, Olivier Quesnel, admitiría durante el anuncio en París, pues han transformado al campeón del mundo de la categoría Júnior en un gran aspirante al WRC durante cuatro temporadas. Aún así, la decisión era inevitable dada la situación dentro del equipo.

Sin embargo, la pérdida de Citroën es una ganancia para Volkswagen, que se prepara para lo que podría ser la era post- Loeb en 2013 (asumiendo que el ocho veces campeón del mundo deje la competición al final de la temporada que viene), con uno de los mejores pilotos del mundo.

Ogier sobresalió por primera vez cuando ganó el WRC en la categoría Júnior en 2008 pilotando un Citroën C2 Super 1600. Después de liderar el Rallye de Gales GB en su primera participación con un C4 World Rally Car, se unió al Citroën Junior Team para el WRC del 2009. Después de un difícil inicio de temporada, un podio en Grecia arregló la campaña.

Quedándose en el segundo equipo de Citroën en 2010, ganó su primer rallye del WRC en Portugal y triunfó otra vez en Japón después de haber sido promocionado al equipo principal para las últimas pruebas de la temporada sobre tierra en lugar de Dani Sordo, que estaba teniendo bajo rendimiento.

Empezó la temporada 2011 en el equipo principal con Loeb. Después de perder el liderazgo en México ganó Portugal y en Jordania y hubiese hecho un hat trick en Argentina si hubiese salido en la última mañana de la carrera. Consiguió una tercera Victoria en Grecia pero ese éxito condujo a una división interna dentro de Citroën con Loeb convencido de que la dirección del equipo estaba favoreciendo a la joven estrella.

Hubo más grietas en una relación cada vez más tensa cuando Ogier reaccionó al saber que Loeb había sufrido un pinchazo en el ADAC Rallye de Alemania, que finalmente le dio la Victoria en la prueba, diciendo: “a veces hay justicia en el deporte.”

Ogier ganó otra vez en Francia, y aumentó así sus posibilidades de ganar el título, cuando Loeb sufrió un problema en el motor. Pero una avería del motor en España truncó sus aspiraciones y en su última participación con Citroën en Gales no mostró la potencia a la que nos tiene acostumbrados.

Haber firmado con Volkswagen una temporada entera antes de que el Polo R WRC debute en el WRC deja a Ogier fuera de la competición durante 12 meses, pero es poco probable que eso afecte a su ritmo. “Estamos deseando empezar a trabajar con un equipo con espíritu de lucha y la determinación de ganar. Todo es posible”, dice el copiloto Julien Ingrassia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba