OTROS

Motocicletas y manejo en lluvia

Si la conducción en un automóvil se complica cuando está lloviendo y hay que tomar precauciones extra, la situación es de mayor cuidado en motocicleta.

En el caso de los motociclistas, la prevención inicia desde el equipamiento y las prendas que visten. Casco, capa impermeable con elementos reflectantes o colores fluorescentes, botas, protecciones en los codos y rodillas debería ser lo básico, además se recomienda que si el casco tiene visera se le aplique algún producto específico para repeler el agua y evitar el empañamiento.

Si nos vamos a la motocicleta, el adecuado mantenimiento es clave, especialmente revisar que los neumáticos estén en buen estado. A diferencia de los neumáticos de los autos, los de la moto no cuentan con una medida de referencia para calcular su desgaste, la pista más clara es que carezcan de dibujo o se muestren agrietados. También es muy importante que se revise la presión de los neumáticos, puesto que si es incorrecta se favorece el hidroplaneo (reducción de la adherencia de las llantas al asfalto debido al agua).

-Publicidad-

Es fundamental que el conductor sea prudente y aumente la distancia de seguridad con el vehículo de adelante, ya que la distancia de frenado aumenta hasta un 40% con lluvia. La mejor opción es adoptar una conducción más suave, especialmente cuando está empezando a llover y el agua se mezcla con el aceite y otros componentes del asfalto.

Un detalle importante es tener cuidado de las líneas de la carretera, los pasos peatonales, las hojas caídas, las alcantarillas y las rejillas, ya que son motivos para un derrape cuando está la superficie mojada.

Cuando se conduce con lluvia o en zonas con charcos, se debe utilizar más el freno trasero que el delantero, ya que si se frena solo con el segundo es más fácil que la rueda se bloquee y provoque una caída. En cualquier caso, se debe accionar con suavidad, no bruscamente. También influye si la motocicleta tiene ABS o no, en el primer caso, la tecnología ayudará a frenar mejor y a evitar que las ruedas se queden fijas y deslicen sin control.

Cuando observe un charco se debe evitar en la medida de lo posible. Si no queda más remedio que pasar por uno, hay que hacerlo con la moto lo más vertical posible para que el agarre del neumático sea el mejor. En mitad de un charco no se debe frenar ni tampoco acelerar. Lo mejor es mantener el acelerador constante hasta que se pase la complicación.

Por último, es aconsejable realizar una trayectoria lo más abierta posible en las curvas.

Beatriz Nuñez

Periodista de profesión desde el año 2003. Ese mismo año se involucró en la cobertura de deportes de motor y la industria automotriz, campo en el que se desempeña hasta el día de hoy. Tres veces nombrada por FECOM como la periodista mas destacada en el campo de los motores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba