INDUSTRIA

Vídeo: en Rumania Ford celebra su 40 aniversario con una gymkhana digna de Ken Block

ford-gymkhana-rumania_1440x655c

Oltcit fue constituida hace nada menos que 40 años, en el enclave industrial de Craiova. Su fundación coincidió temporalmente con el inicio de la producción de los Ford Fiesta, que comenzaban a salir de las líneas de producción de Almussafes, en Valencia. Aunque inicialmente era una joint-venture de Citroën y el gobierno rumano, y posteriormente unas instalaciones de Daewoo, es Ford la actual propietaria. En Craiova se producen los Ford B-MAX y Ecosport. Para celebrar su cumpleaños, han decidido emular al mismísimo Ken Block.

Usando la enorme factoría de Craiova como escenario, han dado rienda suelta a Simone Tempestini – bicampeón de rallyes del país – y su Ford Fiesta R5. Desarrollado por M-Sport, como no podía ser de otra manera, el Ford Fiesta R5 equipa una versión potenciada hasta los 290 CV del motor 1.6 EcoBoost de los Ford Fiesta ST. Este motor de competición va asociado a un sistema de tracción integral, con caja de cambios secuencial de cinco relaciones y diferenciales delantero y trasero fabricados por Sadev.

-Publicidad-

El motor emplea un sistema anti-lag para el turbocompresor, permitiendo una óptima entrega de potencia en todo momento, a costa de sacrificar parte de la vida del motor. Para soportar los rigores de una etapa de rallyes y de una gymkhana con multitud de saltos, el Ford Fiesta R5 hace uso de una suspensión Reiger ajustable – con depósitos de fluido externos – y unas barras estabilizadoras reforzadas. Podrías pensar que Tempestini no es Ken Block, pero tras ver el vídeo que Ford Romania ha preparado, se te quitará la idea de la cabeza.

Está repleto de escenas espectaculares, como la salida del túnel repleto de humo o la conducción a alta velocidad entre estrechísimos pilares. Su paso bajo un elevador de autos también es memorable. La productora no ha escatimado en gastos, con un resultado acorde: la grabación tiene una gran calidad y está dirigida con gusto, resultando entretenida. No llega al enorme presupuesto de las producciones de Ken Block ni a su movilización de medios, pero es casi tan atractiva como las primeras gymkhanas.

Vía DiarioMotor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba