INDUSTRIA

Inferno Exotic Car, para hacer arder al mundo automotriz

portada-InfiernoMEX

Desde hace algunos años, la industria automotriz mexicana a empezado a brincar del ramo manufacturero a la creación y producción de ejemplares hechos bajo la iniciativa, capital e ingenio mexicano principalmente en el ramo de los autos deportivos y exóticos, es el caso de Mastretta, Vuhl y el más reciente episodio titulado Inferno Exotic Car.

Este auto se mete al terreno de los hypercars y se distingue por romper todos los moldes con su excéntrico diseño, materiales de alta tecnología y prestaciones que parecen haber sido sacadas desde el mismísimo inframundo.

-Publicidad-

El proyecto comenzó hace poco más de ocho años. Dos de ellos fueron para plasmar la idea al papel y cinco en la creación del prototipo, mismo que se dejo ver hasta finales de 2015 en la Ciudad de México. Al momento de su presentación movió todo el mundo automotriz, por su diseño desató la polémica al ser demasiado excéntrico para unos, pero para otros algo que retaba los estándares en autos exóticos.

Sin embargo, lo que resultaba interesante era el respaldo, ya que había empresarios, científicos e ingenieros mexicanos, y en la manufactura, se anunció que participarían empresas italianas y estadounidenses que han trabajado con ediciones especiales de Lamborghini.

Lo que más destaca en el Inferno Exotic Car es el uso de un nuevo material para construir la carrocería, se trata del novedoso metal foam, una aleación de plata, zinc y aluminio, mismo que se distingue por su ligereza y dureza, éste creado por el científico Said Robles Casolco.

Pero eso no es lo único que distinguía a este ultradeportivo, pues sus cifras reportadas por el motor, eran de un auténtico dragster, con un corazón V8 de doble turbo que genera mil 400 caballos de potencia y alrededor de 600 lb-pie de torque, que le permitirían hacer a este auto -que se estima pesará alrededor de mil 500 kilos-, el 0 a 100 km/h en menos de tres segundos y alcanzar una velocidad máxima de 395 km/h.

Por el momento, este ejemplar ha dado muestras de su próxima aparición, con la publicación de una serie de videos que sugieren que pronto veremos el auto de producción -que se estima tendrá un precio de alrededor de 1.5 millones de dólares-.

Aunque pareciera que todo va viento en popa, los creadores manifestaron que han tenido problemas para cristalizar el proyecto, pero que nunca han pensado retirarse y dejar de lado este, que para ellos es un sueño y por tal motivo, el esquema de negocio se ha llevado a los Estados Unidos para agilizar el proceso y por fin lanzar el auto.

Esperemos pronto ver este trabajo de iniciativa mexicana y que no se quede solo en el papel y prototipo. Aunque el capital al parecer ya no lo será azteca pero seguramente no dejará de lado el nombre de México.

Eduardo Pérez

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México. Apasionado del mundo de las ruedas con más de 5 años de experiencia como periodista especializado en la industria automotriz cubriendo la fuente a nivel internacional. Corresponsal de Puro Motor en México.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba