Inicio AUTOS ECOLÓGICOS Cambio en hábitos de manejo mejoran el rendimiento de combustible

Cambio en hábitos de manejo mejoran el rendimiento de combustible

2.046 vistas
0
Escuchar este artículo

Constantemente escuchamos de algunas acciones al volante que pueden aumentar el rendimiento del tanque de combustible y ahorrarnos algunos colones, pero la pregunta es, ¿las ponemos en práctica?

Luego de un test drive del que luego les daré detalles, Purdy Motor me mencionó el manejo EcoDrive y me comentaron acerca de los cursos que ellos imparten a quienes adquieren flotas HINO.

Al ofrecerme el curso gustosamente acepté, no sólo motivada por saber de qué se trataba sino de poner en práctica los conocimientos.

La charla inició con el repaso de las revisiones normales que se le deben hacer al vehículo y que tienen que ver con el nivel correcto de los fluidos (refrigerante, frenos, limpiaparabrisas, aceite), revisión del estado de los neumáticos, y muy importante, la presión de los neumáticos, ya que si conduce con un 20% menos de la presión indicada por el fabricante se aumenta la resistencia al rodaje y por ende se gasta más, y si la presión es la adecuada se reduce el 8% de consumo de combustible.

Debe cambiar a tiempo el aceite de motor y de transmisión, también el filtro de aire, ya que si está sucio o contaminado baja la potencia del motor por la resistencia en la entrada del aire, y se aumenta el consumo.

Una vez en el vehículo, se deben ajustar los espejos y el asiento. Para que la posición del respaldar del asiento sea la correcta, al estirar el brazo la muñeca debe coincidir con la parte superior del volante, mientras que las rodillas deben quedar flexionales al igual que los brazos.

Aquí es donde comenzamos a aplicar algunos consejos del EcoDrive. Primero el auto se debe arrancar con la palanca de cambios en neutro y con el freno de mano puesto.

No se debe mantener el pie sobre el embrague y en pendientes no se debe sostener el auto con el embrague, lo recomendable es usar el freno de mano.

Se debe salir con suavidad. El consumo de combustible de un motor desde la salida hasta alcanzar los 50 km/h encuentra una diferencia de 20 al 25% entre un arranque y aceleración normal, y una aceleración incorrecta.

Si quiere practicar un manejo ecológico los cambios deben hacerse entre 1500 rpm y 2000 rpm, además la marcha debe cambiarse de una en una, tanto de forma ascendente como descendente, esto dará más vida útil a los sincronizadores de la transmisión.

Una vez que llegue a la marcha más alta debe mantener una velocidad constante, con ello mejorará un 10% del consumo, procure además no acelerar a más del 50% del recorrido del pedal. Si necesita frenar, primero desacelere, compresione, y por último utilice el freno.

A más velocidad, mayor consumo. Si quiere que le rinda el combustible, en ciudad se debe conducir a menos del 50 km/h, y en carretera menos de 80 km/h.

La mayoría de estos consejos aplican también para autos con transmisión automática, sin embargo una recomendación puntual para este tipo de vehículo es ponerlo en neutro cuando se hace un semáforo o se debe detener por periodos cortos.

De la teoría a la práctica

La prueba en carretera la realizamos a bordo de un Toyota Yaris sedán. Primero realizamos un recorrido en un circuito determinado en la zona de Pavas, esto antes de que me explicaran los consejos de EcoDrive. Los datos se registraron en la computadora del auto.

Posterior a la clase teórica realizamos el mismo recorrido pero aplicando los consejos del EcoDrive.

Ambos recorridos contabilizaron un total de 11 km. En el primero el rendimiento de combustible fue de 10.42 km por litro con un gasto de 1.06 litros, mientras que en el segundo mejoró a 12.50 km por litro con un consumo de 0.88 litros.

Esto redujo también las emisiones de CO2 por kilómetro, de 224 gramos a 187 gramos, en los dos turnos de conducción respectivos.

Mi cambio en el estilo de conducción no fue radical, pero al final de la segunda prueba la mejora del rendimiento aplicando los consejos del EcoDrive fue de 20%, lo que significa un estimado de autonomía del tanque completo de 438 kilómetros a 525 kilómetros.

No es solo sacarle el mejor provecho a nuestro dinero, sino optimizar el rendimiento del vehículo y por supuesto, contribuir a dejar la menor huella posible en el medio ambiente. Así que, aplique estos consejos, no cuesta mucho y podrá ver la mejoría en corto tiempo.