F1

La FIA hace pruebas para cerrar la cabina de los monoplazas

f2011f1cerrado

Los equipos son contrarios a instalar una pantalla de policarbonato en el habitáculo. Jack Brabham probó un cockpit con pantalla en los Libres del GP de Italia de 1967

f2011f1cerrado

La F1 siempre se ha preocupado por mejorar la seguridad de sus monoplazas, una preocupación que se traduce en un desarrollo constante. Las últimas piezas que la FIA ha sometido a examen son una cubierta para el cockpit, hecha de policarbonato, y un nuevo asiento de espuma.

¿Monoplazas de F1 cubiertos? ¿Es posible? Los directores técnicos de la categoría reina han realizado una jornada de tests de resistencia de distintos tipos de cockpit cerrados, como los de las 24h de Le Mans.
Los resultados han sido buenos, pero los mismos equipos aseguran que no es una buena idea, ya que si bien es cierto que los nuevos cockpits incrementarían la seguridad en algunos aspectos, también la comprometería en otros.

Los crash-tests se han realizado con un cockpit cubierto por una pantalla de policarbonato, capaz de resistir el impacto de una rueda de F1 a alta velocidad. No obstante, los pilotos creen que en caso de incendio su vida correría peligro, ya que les sería más complicado evacuar el auto. «Hemos de tener en cuenta cómo se extraería al piloto», explicó Ross Brawn, en alusión también a un caso de vuelco.

Las nuevas cubiertas también supondrían un peligro para los aficionados, ya que estos estarían expuestos a los objetos que salieran rebotadas de las pantallas.

Esta no fue la única innovación que la FIA ha probado en los últimos meses. En mayo, la institución de Jean Todt probó un nuevo tipo de asiento para los pilotos, que tendría como objetivo minimizar los riesgos en caso de golpes verticales, como por ejemplo el que Vitaly Petrov experimentó en Malasia, cuando su auto salió proyectado hacia el aire y aterrizó violentamente.

Los nuevos asientos, que estarían hechos de espuma, demostraron ser efectivos en este tipo de accidentes, pero la FIA quiere realizar más pruebas antes de darle el visto bueno.

La Federación probó distintas piezas, todas ellas de espesores distintas, que iban desde los pocos milímetros hasta los 75mm. Para comprobar su efectividad, cada asiento fue sometido a impactos de más de 70km/h y a desaceleraciones en tan sólo 40cm de espacio.

Fuente: www.caranddriverthef1.com

Beatriz Nuñez

Periodista de profesión desde el año 2003. Ese mismo año se involucró en la cobertura de deportes de motor y la industria automotriz, campo en el que se desempeña hasta el día de hoy. Tres veces nombrada por FECOM como la periodista mas destacada en el campo de los motores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba