AUTOMOVILISMO

Lucas Di Grassi se impone en un accidentado Putrajaya eprix

Lucas Di Grassi ganador Formula E malasia

Problemas con el asfalto fueron determinantes al final, siendo la causa de muchos problemas e incidentes en la pista.

-Publicidad-

Lucas Di Grassi ganador Formula E malasia

El piloto de Abt Audi Lucas di Grassi fue el vencedor en el eprix de Putrajaya, disputado esta mañana en el circuito urbano organizado en la ciudad malaya, sede de la segunda cita de la temporada 2015-2016 de la Fórmula E. La carrera fue bastante accidentada al final, debido a defectos en la pista.

Los dramas comenzaban antes de la salida, cuando Stephane Sarrazin reportaba problemas con su monoplaza de Venturi Racing, teniendo que ser empujado de vuelta al pitlane por los comisarios y retrasando el procedimiento de salida.

Sebastien Buemi había conseguido una nueva pole y, en la salida, el piloto suizo de e.dams se colocó en primera posición, seguido de Loïc Duval y António Félix Da Costa.

Jean Eric Vergne hacía un trompo en la primera curva, quedando en el medio de dos autos, y se veía obligado a abandonar. Poco después, Oliver Turvey tenía un problema con el acelerador, y se quedaba empotrado contra el muro, ocasionando la salida del Safety Car.

Se relanzaba la carrera, y Buemi seguía líder, pero ahora Da Costa atacaba a Duval por la segunda posición. La alegría le duraría poco al portugués, que se veía superado poco después por Nicolas Prost, que venía remontando.

Entonces comenzaba un problema que sería determinante en el desenlace final de la carrera. En la curva 9 empezaban a aparecer lo que parecían virutas de goma, pero que pronto se comprobaba eran restos de grava, debido a que el asfalto se estaba deshaciendo. Los comisarios de pista sacaban la bandera de pista deslizante en ese punto para advertir a los pilotos.

Problemas para los e.dams

El golpe de efecto llegaba cuando el líder Sebastien Buemi se quedaba parado en la pista. Su compañero en e.dams Nicolas Prost era llamado a cambiar de monoplaza, siendo el primero en hacerlo. Por su parte, el suizo lograba también llegar al pitlane. Esto dejaba a Loïc Duval en el liderato, seguido de Da Costa y Lucas Di Grassi.

Comenzaba entonces el baile de cambios de monoplaza, tras el cual Nicolas Prost era el líder, si bien estaba claro que tendría problemas debido a su mayor consumo de energía.

Alain Prost, patrón de e.dams, comentaba: «Tuvimos un problema de software con Sebastien, y entramos a Nicolas por un problema de temperatura. Lo importante será sumar puntos y seguir adelante.»

Lucas Di Grassi, por su parte, hacía una mejor parada de cambio de monoplaza, y lograba adelantar a António Félix Da Costa y Loïc Duval en el pitlane.

El brasileño de Abt alcanzaba a Prost y le superaba, con Da Costa y Duval imitando la maniobra. Prost perdía posiciones de forma rápida. Entonces, llegaba otro punto importante cuando Da Costa se saltaba la primera chicane y quedaba parado en medio de la pista, alegando que su monoplaza se había apagado. El portugués caía varias posiciones antes de poder retomar la marcha.

Robin Frijns tocaba el muro con su monoplaza de Amlin Andretti, pero el equipo le daba órdenes de que siguiera en carrera. Entonces, en la parte final de la prueba, varios pilotos se salían, tenían toques e incidentes. Uno de ellos era Loïc Duval que, hasta el momento de tocar el muro y romper la suspensión, era segundo. También Nicolas Prost tenía problemas para mantener el auto en la pista y se iba recto en una de las curvas.

En la línea de meta, Lucas Di Grassi conseguía su primera victoria de la temporada, seguido en el podio de Sam Bird y Robin Frijns, que lograba el milagro del día.

Stephane Sarrazin era cuarto tras una carrera al ataque, seguido de Bruno Senna, António Félix Da Costa, Daniel Abt, Nelson Piquet, Nick Heidfeld y Nicolas Prost completando los diez primeros.

Lucas Di Grassi: «Puedes ver lo difícil que fueron las condiciones, tengo arena en todas partes del cuerpo y dentro del auto. La temperatura de la batería fue determinante, pero el equipo hizo un gran trabajo. Cuando adelanté a Prost y el equipo me dijo que la temperatura de mi batería era crítica, y no es lo que quieres oír cuando estás líder.»

Sam Bird: «Dedico este resultado a los chicos de Virgin, porque tuve problemas y antes de comenzar la carrera sólo tenía una batería, y mis mecánicos arreglaron el auto.»

Robin Frijns: «Sentía que era un piloto de rallys con la suspensión dañada. Había mucha suciedad en la pista y cuando toqué el muro fue un contacto fuerte. La verdad es que estoy sorprendido de lo fuerte que es el auto. Cuando toqué el muro pensé que tendría que resultado, pero seguí adelante y conseguí acabar la carrera.»

La próxima cita de la Fórmula E será en Punta del Este, Uruguay, el 19 de diciembre.

Vía MotoryRacing

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba