WRC

WRC Grecia: La verdad sobre el estado de los tramos del Acrópolis

WRC_2013_acropolis_estado_del_terreno

Turvey es ex copiloto y formaba parte del grupo de ouvriers del Campeón del Mundo de 2001, Richard Burns, en los rallyes de tierra.

-Publicidad-

WRC_2013_acropolis_estado_del_terreno

Turvey es ex copiloto y formaba parte del grupo de ouvriers del Campeón del Mundo de 2001, Richard Burns, en los rallyes de tierra.


P: Steve, ¿Cómo están los tramos?

ST: “Los organizadores han hecho un gran tramo eligiendo los tramos, pero las pistas suelen ser más blandas que no duras. Aunque están más rotas de lo que podíamos esperar. Hay muchas piedras en algunas zonas”.

P: El rallye comenzará la noche del viernes con la disputa del tramo de 47 kilómetros, Kineta-Pissia, antes de una segunda pasada, en este caso, de 26 kilómetros. ¿Qué les espera a los pilotos?

ST: “Va a ser un arranque complicado porque la superficie de los dos primeros tramos es tan blanda que incluso después de los reconocimientos ya estaba dañada y habían muchas piedras sueltas (foto). La segunda especial del viernes (Kineta) es la repetición de los primeros 26 kilómetros del TC1, y creo que será un verdadero desastre para todos los coches que pasen por allí. A los equipos les espera muchas piedras, grandes roderas y una pista muy sucia fuera de la trazada”.

“Si hay poco o nada de viento durante la noche, el polvo en suspensión podría causar problemas de visibilidad. Los coches saldrán a la pista separados por intervalos de cuatro minutos (normalmente se da la salida cada dos minutos), pero aún así podría ser insuficiente. El problema con el polvo es que se acumula, y cada vez va a más con el paso de los participantes”.

P: ¿Es mejor salir primero para evitar problemas con el polvo?

ST: “Sí, pero también es la peor posición en cuanto a adherencia en pista, ya que habrá mucha tierra suelta. La posición de salida va a ser muy interesante. Si no hay viento, ¿se arriesgarán a salir más retrasados en busca de unas condiciones mejores? ¿O preferirán perder algo de tiempo en el TC1 para no tener problemas con el polvo en el TC2? El tramo de clasificación será muy interesante. El polvo en suspensión puede hacer variar el orden de salida”.

P: Los cuatro tramos del sábado están situados al oeste de Loutraki, ¿En qué se diferencian con los del viernes?

ST: “Son más montañosos, con muchas curvas cerradas, pero también muy rápidos. La superficie es generalmente más delicada que la del viernes y tienen muchas piedras sueltas. La mayoría de especiales tienen una parte lisa y otra rugosa. La parte más áspera es en subida, cuando los coches encontrarán más tracción. El polvo no debería ser un problema, ya que suele haber mucho viento en las montañas. La altitud, el TC6 y TC10 se eleva hasta los 1.600 metros, debería traer temperaturas más bajas”.

P: ¿Hay algún tramo del sábado que destaque por encima del resto?

ST: “Ziria es el mejor. Será el TC6 y TC10, es muy rápido y los coches dejarán a atrás a nuestro helicóptero con cámara. Comienza subiendo una montaña, luego llega a una zona más llana y al final se va a tope. No es el tramo más duro, aunque sí que hay muchas piedras sueltas en la pista. Los organizadores han puesto un par de chicanes artificiales para intentar reducir un poco la velocidad”.

P: ¿Cómo son los tramos del domingo?

ST: “Pistas más blandas y bacheadas. Especialmente el tramo de Loutraki, que se disputará dos veces y será el Power Stage final. Esta especial utiliza zonas del tramo de Kineta-Pissia del viernes, por lo que se espera que esté lleno de baches”.

P: ¿Sufrirán los neumáticos?

ST: “Hay muchas piedras afiladas, lo que significa que habrá, inevitablemente, pinchazos. Cuanto más grande se hagan las roderas más posibilidades habrá de que aparezcan piedras afiladas que corten los neumáticos. Pinchazos al margen, las ruedas tendrán un desgaste normal, aunque la mayoría de equipos montarán dos neumáticos nuevos después del tramo de Ghymno el sábado”.

VIA WRC.com

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba