INDUSTRIA

Video: Así quedó el Koenigsegg One:1 después del accidente en Nürburgring

El Infierno Verde es un circuito mágico, que pone a prueba el valor de cualquier conductor y el rendimiento de las mejores máquinas del mundo. Y cuando uno de los elementos de la ecuación falla, ocurren cosas como las del vídeo: un brutal accidente de un Koenigsegg One:1 en Nürburgring. 

Si no conoces al Koenigsegg One:1, déjame que te facilite unos datos: se trata de uno de los autos más brutales del mundo, con unapotencia total de 1 megavatio o lo que es lo mismo, 1.360 CV. Y pesa 1.360 kg. Sí, de ahí su nombre de One:1. Su monstruoso motor V8 de cinco litros entrega, además, unpar motor de 1.371 Nm a 6.000 rpm -con más de 1000 Nm disponibles desde las 3.000-, que es gestionado mediante una transmisión de doble embrague de siete relaciones. ¿Quieres uno? Si crees que serías capaz de domar a esta bestia, debes preparar los más de cinco millones de euros que se empiezan a pedir por alguna de las exclusivas siete unidades construidas hasta el momento. Pero si quieres alcanzar una velocidad punta estimada de 451 km/h, es lo que hay.

-Publicidad-

¿Y qué hacía el Koenigsegg One:1 protagonista del brutal accidente en Nürburgring? Pues lo cierto es que, aunque la marca ha negado que se encontrara intentando batir un nuevo récord en el circuito, sí sabemos que el fabricante sueco pretende registrar el mejor tiempo de la pista entre los autos de producción, ahora que las restricciones de velocidad del Infierno Verde han sido retiradas.

Lo que podemos asegurar viendo las imágenes de cómo quedó el auto es que en el momento de la salida de pista despacio, lo que se dice despacio, no iba. Afortunadamente el conductor del vehículo salió ileso -aunque se le trasladó a un centro hospitalario como medida de seguridad- y la unidad número 2 del One:1 -que fue la protagonista del debut del auto en el Goodwood Festival of Speed de 2014- será reconstruida, según ha confirmado Koenigsegg.

Vía TopGear

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba