Inicio F1 La F1 escribe una nueva página en Estados Unidos

La F1 escribe una nueva página en Estados Unidos

2.057 vistas
0
Escuchar este artículo

f2012texas1

La Fórmula 1 regresa este fin de semana a Estados Unidos, su última carrera fue en Indianápolis en el 2007

f2012texas1

logomodof12012

Los Estados Unidos han sido, históricamente, la asignatura pendiente de la F1. El principal problema radica en la incompatibilidad del formato de competición que ofrece la Fórmula 1 con respecto a los multitudinarios campeonatos locales de Nascar o Indycar, pero también la renuncia de los promotores a pagar las tarifas de Ecclestone.

La F1 ha estado presente durante muchos años y en diferentes sedes, durante su historia en ese país. Los primeros grandes premios de F1 se disputaron en Sebring en 1959 y en Riverside, California, en 1960, en dos eventos que fueron poco seguidos por el público y que no generaron las ganancias esperadas.

Este año, por primera vez en la historia de la F1 en los Estados Unidos, se correrá en un circuito construido expresamente para acoger este evento. Hace 32 años que el GP de USA. no se disputa en un circuito permanente, desde que en 1980 se compitiera por última vez en Watkins Glen (Nueva York), circuito en el que se corrió desde 1961. Desde entonces, se ha competido en Long Beach, Las Vegas, Detroit, Dallas y Phoenix, todos ellos en circuitos urbanos.

Entre el año 2000 y el 2007, el GP se disputó en Indianápolis añadiendo un circuito dentro del óvalo aprovechando parte de él. En este lugar se vivió uno de los episodios más extraños de la historia de la competición, cuando en el 2005 solo seis vehículos estuvieron en la línea de salida de un total de 20 que estaban previstos.

La controversia se desató después de que una llanta ponchada durante la práctica causó que el Toyota de Ralf Schumacher se estrellara en la última vuela del circuito; la parte más rápida de la pista.

El Toyota utilizó llantas Michelin y, después de investigaciones sobre la falla en las llantas, Michelin aconsejó a los siete equipos que utilizaron sus llantas (Renault, McLaren, Williams, Toyota, BAR, Sauber y Red Bull) que no corrieran.

Enfrentándose con un dilema sobre si había que arriesgarse corriendo con llantas que no eran seguras, nueve de los equipos; incluyendo a Jordan y Minardi, quien junto con Ferrari corrieron con las llantas Bridgestone, acordaron sólo competir si una chicana era añadida a la última vuelta para disminuir la carga de la llanta.

Pero Ferrari y el organismo de este deporte, la FIA, vetaron el plan. Desde allí, el GP descendió a una farsa.
Mientras todos los 20 automóviles circularon la Indianapolis Motor Speedway en la vuelta de formación, aún no era claro si los equipos de Michelin tenían la intención de boicotear la carrera.

Pero al final de la vuelta de calentamiento, los siete equipos de Michelin se retiraron a la línea de pits; dejando sólo a Ferrari, Jordan y Minardi (que corrieron con Bridgestone) para competir en la carrera.

formula-1-gp-eu

Tan frustrada estuvo la multitud en Indianápolis que los fanáticos silbaron y lanzaron botellas cuando Ferrari con Michael Schumacher llevó a la pista a los seis pilotos; mientras que los otros 14 estaban en sus pits.

Aún así, en 2006 y 2007 se disputó el evento en Indianápolis sin contratiempos, siendo el último ganador Lewis Hamilton. En ese GP debutó Sebastian Vettel, quien cumplirá este fin de semana las 100 carreras en la F1.