F1

Fernando Alonso reanudará su manejo en Malasia


Fernando-Alonso-Malasia-recuperación

 

Fernando sigue dentro del peligroso plazo que mara el síndrome del segundo impacto
 

-Publicidad-

Fernando-Alonso-Malasia-recuperación

Una y no más. Fernando Alonso reaparecerá en los circuitos el próximo 29 de marzo en el Gran Premio de Malasia después de que los médicos le hayan recomendado no asistir al inminiente Gran Premio de Australia del 15 de marzo, especialmente por temor a que otro golpe produzca mucho más daño.

No habían pasado los 21 días recomendados de reposo, no era el mejor viaje para forzar la situación -30 horas de ida y otras tantas de vuelta-, ni el mejor cambio de hora (11), ni un evento tranquilo, lleno de compromisos, entrevistas, fotos y actos fuera y dentro del circuito al ser el arranque del campeonato.

Y sobre todo, que Fernando sigue dentro del peligroso plazo que marca el llamado síndrome del segundo impacto, el que han sufrido numerosos deportistas con consecuencias muy desagradables al recibir otro golpe cerca, tanto en tiempo como en lugar, del primero.

«Otro golpe, NO»

«Será difícil no estar en Australia, pero entiendo las recomendaciones. Un segundo impacto en menos de 21 días NO», decía el asturiano en las redes sociales plenamente consciente del riesgo de una zona en la que hay que ir con cuidado, tal y como le ha recomendado el médico del equipo, Aki Hintsa.

La literatura médica sobre este síndrome en su país, Finlandia, en el hockey hielo, aunque también en Estados Unidos con el fútbol americano, ha obrado maravillas en el piloto, que está como una bestia en una jaula, deseando salir.

Por eso su preparación física de cara a Sepang sorteará cualquier peligro físico. Los médicos del equipo le han pedido ir aumentando el trabajo paulatinamente, de correr a montar en bicicleta estática y luego nadar, en general todo lo que sea gimnasio, pero dejando de lado la bicicleta por carretera, el fútbol o cualquier actividad donde pueda haber choque o golpe. El sofisticado simulador que aún tiene en casa, que exige al cuello, la cabeza y los brazos, se dejará para poco antes de viajar hacia Malasia.

No más test, solo el de la FIA

Alonso, que está seguro al cien por cien que disputará la carrera, no tiene previsto pasar más exámenes médicos, ni TAC ni contrastes ni el largo peregrinaje de pruebas que ha atravesado desde el pasado día 22.

Los ha aprobado todos y se muestra asintomático y completamente recuperado, según comunicó ayer McLaren. «Está completamente sano desde perspectivas neurológicas y cardiacas por igual».

Hasta Malasia, nada. Aterrizará en Sepang la semana del 23 de marzo y será entonces cuando pase el test de la FIA obligatorio, creado por el doctor Jean-Charles Piette, que contiene varias pruebas para los pilotos.

Unas son de reflejos y otras cognitivas y de memoria, con ejercicios en los que aparecen y desaparecen palabras y que el piloto debe recordar en su orden y posición. Todos los pilotos de la parrilla tienen una muestra personal realizada con anterioridad y tras un accidente, deben coincidir en un 95% con el test original.

Para Fernando no ha sido una decisión fácil, pero al final, tampoco tiene un auto para ganar la primera carrera. Ni para terminarla. No se está jugando el título, no es una gran pérdida, aunque es la primera a la que no asistirá en su carrera deportiva. Regresar sin riesgos es lo más importante.


Vía: Marca

Marilyn Ramírez

Periodista de Grupo Puro Motor S.A desde 2014 en temas de Motocross. Grado académico: Bachiller en Periodismo y Licenciada en Producción de Medios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba