Inicio AUTOMOVILISMO Complicado inicio en Miami pero Gustavo Ortega se trae el liderato

Complicado inicio en Miami pero Gustavo Ortega se trae el liderato

1602
0

El debut de Gustavo Ortega en el Miami 500 del campeonato FARA, estuvo lleno de contratiempos pero al final del día, el piloto nacional consiguió dos victorias y vuelve a Costa Rica con el liderato de la categoría MP-2B.

Ortega tuvo un inicio complicado, ya que el sábado durante las prácticas y clasificación estaba lloviendo y eso no es lo ideal para conocer la pista y los límites del KTM X-BOW, auto del equipo ANSA Motorsports del cual forma parte Danny Formal.

Precisamente, durante la clasificación tuvo una salida de pista en una curva, el césped entró a los ductos de enfriamiento del auto y el motor recalentó, por lo que tuvieron que detenerse, aún así logró clasificar de segundo.

Para la primera carrera del sábado, un aparente fallo en el sensor de oxígeno provocó que la computadora del auto se protegiera, bajando sus revoluciones y velocidad final, por lo que abandonaron la carrera.

Para la segunda competencia de la fecha (primera de hoy domingo de un total de cuatro de 30 minutos cada una), Ortega salió de 19, recuperando a sexto de la general y primero de la categoría. A la mitad de la carrera el auto comenzó a fallar perdiendo velocidad, pero el equipo decidió seguir hasta donde aguantara el KTM X-BOW para no tener que salir de últimos en el otro heat, finalizando de novenos absolutos y segundos de la categoría.

Lo mejor en cuanto a resultados llegó en las carreras tres y cuatro. En la tercera el equipo le cambió el carro a Ortega por otro igual que no presentaba la falla del anterior, pero tenía poca potencia y era tres segundos más lento. Así las cosas partió de noveno, recuperando al primero de la categoría y cuarto absoluto, donde tuvo un gran duelo con dos rivales.

“Fue la carrera más motivante, a los rivales los pasaba en las curvas y ellos me pasaban en las rectas largas debido a la falta de potencia, la luchamos a muerte, tuve un pique fuertísimo con un Porsche y un X-BOW, al final logramos ganarla, terminamos cuartos generales y primeros de la categoría”, comentó Ortega.

Para la cuarta carrera el equipo cambió la computadora pero el problema de potencia no se solucionó. Salió de cuarto general e iba de primero de la categoría cuando sacaron una bandera y la situación se complicó.

“El carro que venía detrás que era el segundo de la categoría mía me pasó en bandera amarilla pero había un carro incendiándose y nadie se dio cuenta, pensé que me iba a devolver la posición pero no, lo volví a pasar y me volvió a pasar con el safety en pista, decidimos que para evitar una sanción lo íbamos a dejar salir así. Seguíamos con menos potencia pero en una curva le pasé, no se si no me vio pero se cerró en el vértice y los dos nos entrompamos, nos fuimos a últimos de la categoría, perdimos como 8 ó 10 posiciones de la absoluta, pero por dicha el incidente pasó al principio y teníamos tiempo de remontar, montamos un ritmo y empezamos a recuperar hasta ser cuartos y primero de la categoría”, agregó.

Aparte del resultado en la última carrera, lo positivo es ese heat tenía puntaje doble, por lo que Ortega terminó la competencia como el líder en su categoría.

El el FARA 500, el otro piloto nacional que iba a participar Danilo Aguilar, al final no pudo hacerlo ya que el sábado detectaron un problema en el motor del Honda S2000, por lo que el equipo decidió no dañar más el carro y repararlo para las 6 horas de Sebring del 13 y 14 de febrero. Recordemos que el Miami 500 era una competencia de preparación para Aguilar, y que el objetivo principal es la competencia en Sebring.