AUTOS DEPORTIVOSINDUSTRIA

Mitsubishi Lancer Evolution, una leyenda ligada a los rallies

Mitsubishi Lancer Evolution VI

El mítico Mitsubishi Lancer Evolution, es un modelo cargado de historia en el mundo de los rallies y de versiones que fueron conquistando poco a poco a los amantes de este deporte y de la comunidad entusiasta en sí. A continuación, repasaremos sus diez generaciones, características y legado histórico.

El Lancer Evolution WRC consiguió cuatro títulos para Tommi Mäkkinen entre los años 1996 y 1999, posicionó a la marca a nivel mundial, tanto en desempeño como en historia. Por lo tanto, su imagen en los rallies es tan conocida como la del Subaru Impreza WRC de Colin McRae, o el Audi Quattro de los años 80 de Walter Röhrl.

-Publicidad-

Mitsubishi Lancer Evo l

Mitsubishi Lancer Evolution I

La quinta generación del Mitsubishi Lancer aparecería en 1992 y con ella un legado que pocos autos pueden obtener. El fabricante con la creación del modelo deportivo quería posicionarse en el mundial de los rallies. En 1990 la marca ya participaba en el WRC con el Mitsubishi Galant VR-4, pero con la aparición del Evo, un modelo de menor peso y mayores prestaciones, rápidamente se posiciono y reemplazo al Galant VR-4.

El Evo l, montaba el propulsor del Galant, un bloque que entregaba 250 caballos de fuerza de esta manera se unían los caballos de uno y el bajo peso del otro, dando como resultado una combinación explosiva. Se fabricaron 2.500 unidades, las necesarias para la homologación del mundial.

Mitsubishi Lancer Evo ll

Mitsubishi Lancer Evolution II

Esta generación se destacó principalmente por un frontal más deportivo y un enorme alerón trasero. La mecánica recibió diversas mejoras y se mantuvo el propulsor de su predecesor, pero en esta ocasión produciendo 260 caballos.

Mitsubishi Lancer Evo lll

Mitsubishi Lancer Evolution III

Fue presentado en 1995 y se fabricaron más de 10.000 unidades. El fabricante volvió a mejorar su estética en función al desempeño, modificando el paragolpes delantero y el alerón. La mecánica se mantuvo solo que ganó 10 caballos (270), así mismo incorporó un compresor de mayor tamaño, con 68 mm de diámetro.

Mitsubishi Lancer Evo lV

Mitsubishi Lancer Evolution IV

El modelo creció, también fue más pesado, pero a la vez redujo su centro de gravedad. Su estética era más llamativa gracias a las dos enormes luces antiniebla redondas y la salida de aire del capó, añadió otros 10 caballos (280), su chasis era completamente nuevo y además, estrenó por primera vez un diferencial trasero activo.

Mitsubishi Lancer Evo V

Mitsubishi Lancer Evolution V

fue una ligera actualización de su predecesor, con cambios exteriores muy sutiles pero un habitáculo bastante mejorado. No aumentó su potencia (280 caballos), pero las diversas mejoras en su mecánica aumentaron el par hasta los 373 libras-pie. Fue el primer Evo en montar frenos Brembo de alto desempeño.

Mitsubishi Lancer Evo Vl

Mitsubishi Lancer Evolution VI

Este modelo ya era un referente en los rallies, pero el fabricante nunca dejo de mejorarlo. Lucía cambios estéticos en los paragolpes, faldones y alerón. El chasis aumentó su rigidez, se aligeraron los pistones y el turbocompresor era de titanio. La potencia se mantuvo en 280 caballos.

Mitsubishi Lancer Evo Vll

Mitsubishi Lancer Evolution VII

Apareció en 2001 con importantes cambios, la carrocería era mucho más rígida y predominan las líneas rectas en su diseño. La potencia se mantuvo en 280 caballos, pero el par subió a los 385 Nm, el intercooler creció y el turbo mejoró su rendimiento. Al diferencial trasero se le sumó uno central y el sistema ABS contaba de serie con tres modos de funcionamiento.

Mitsubishi Lancer Evo Vlll

Mitsubishi Lancer Evolution VIII

La incorporación de una caja de cambios con seis relaciones le permitía obtener una mejor economía de combustible. En el apartado estético rompe con la línea de diseño de su predecesor en función a la aerodinámica, la entrada de aire en el capó mejoraría 25% la refrigeración y el alerón se reemplazó por uno de fibra de carbono. El motor conservó su potencia (280 caballos) y el diferencial trasero recibió actualización.

Mitsubishi Lancer Evo lX

Mitsubishi Lancer Evolution IX

La imagen se mantendría prácticamente igual, pero el verdadero cambio se situó en el motor, algo que se había mantenido a lo largo de generaciones. El turbocompresor se mejoró para llegar a los 290 caballos de fuerza y, además, estrenaría el sistema electrónico de apertura de válvulas MIVEC.

Mitsubishi Lancer Evo X

Mitsubishi Lancer Evolution X

El cambio en la imagen fue mucho más arriesgado en esta generación con una nueva parrilla y luces más estilizadas. Para esta versión, el cuatro cilindros de 2.0 litros producía 307 caballos de fuerza. El Evolution para algunos mercados variaba su potencia.

Jose Miguel Arce

Bachiller en periodismo, apasionado de los autos y los deportes de motor. Colabora para PuroMotor.com desde el año 2017.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba