INDUSTRIA

Mazda detiene el desarrollo de los motores rotativos Renesis 16X

i2011rotativo

El motor rotativo no tiene cabida dentro de los planes futuros de Mazda, tal y como lo aseguró a WardsAuto en Australia, Kiyoshi Fujiwara, responsable del departamento de planificación de producto y desarrollo de mecánicas

-Publicidad-

i2011rotativo

La noticia de que Mazda haya decidido detener el desarrollo de los motores rotativos no sorprende demasiado. Aún así, es todo un hito y también una muestra fehaciente que nos aclara las intenciones del fabricante de Hiroshima y por supuesto también la tendencia del mercado automovilístico actual, en el que un motor como el de Félix Wankel podría no tener cabida. Y es que después de más de 44 años de “vida” del rotativo nipón, y de una de las señas de identidad de la marca, este motor no tiene cabida dentro de los planes futuros de Mazda, tal y como lo aseguró a WardsAuto en Australia, Kiyoshi Fujiwara, responsable del departamento de planificación de producto y desarrollo de mecánicas.

El único Mazda comercializado en varios países con motor rotativo, el Mazda RX-8, ya ha abandonado el mercado hace algún tiempo. No obstante todo apuntaba a que los ingenieros japoneses ya trabajaban en un sustituto para este flamante coupé deportivo y en su mecánica rotativa (el nuevo Renesis 16X), que entre otras cosas seguiría siendo uno de los rasgos de identidad que le diferenciaría del resto de modelos de la competencia.

La crisis económica actual, y la sufrida en Japón tras el Tsunami, únicamente sería una excusa más para acabar con el programa de desarrollo del motor Renesis 16X, la evolución del Renesis 13B-MSP del Mazda RX-8.  Pero lo cierto es que el interés de Mazda y la prioridad ya no está en el lanzamiento de un motor como el Renesis exclusivo, por supuesto, pero cuyas posibilidades en este preciso momento no irían más allá de alimentar las prestaciones de un vehículo deportivo.

La prioridad por supuesto ahora está en la nueva estrategia SKYACTIV que engloba técnicas de ingeniería, mecánicas y transmisiones más eficientes y ligeras para limitar el consumo energético y las emisiones de CO2. Y en esta estrategia, Mazda ha encontrado refugio en los motores compactos de cuatro cilindros en línea.

Recordemos que la historia del motor rotativo de Mazda se remonta a los años 60, cuando el deportivo Mazda Cosmo estrenó su motor Wankel con el objetivo de que este fomentase la exclusividad que debería rodear a Mazda, especialmente para su expansión en Estados Unidos. La fama del motor Wankel no tardó en aumentar en tanto en cuanto conseguía la misma potencia que los pesados y aparatosos motores V6 y V8 de la época.

El auge del motor rotativo no se quedaría únicamente en los vehículos de calle. De hecho en 1991 alcanzó su culmen con la victoria del prototipo Mazda 787B en las 24 Horas de Le Mans de 1991.

De momento Mazda detiene el Renesis 16X. Pero, ¿habrá un hueco para el motor rotativo en el mercado del automóvil en un futuro próximo? Pues ojo, por que tal vez los cuatro cilindros en línea sigan siendo la alternativa ideal para motores de combustión eficiente, pero el motor de tipo Wankel quizás se convierta en una solución para los vehículos eléctricos de autonomía extendida de nueva generación. Ingolstadt, con el Audi A1 e-Tron ya ha demostrado que podrían estar trabajando en ello.

Beatriz Nuñez

Periodista de profesión desde el año 2003. Ese mismo año se involucró en la cobertura de deportes de motor y la industria automotriz, campo en el que se desempeña hasta el día de hoy. Tres veces nombrada por FECOM como la periodista mas destacada en el campo de los motores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba