INDUSTRIA

La primera planta de Audi e-gas está casi lista para iniciar producción

i2013audiegas

Producción de metano sintético (Audi e-gas) servirá para mover autos y para la red local de gas de la ciudad

-Publicidad-

i2013audiegas

Audi ultima detalles para la puesta en marcha de la primera planta industrial para la producción de metano sintético (e-gas) a partir de CO2 y electricidad renovable, que está ubicada en Werlte, en el norte de Alemania.

Con ello, la empresa alemana de los cuatro aros se convertirá el primer fabricante de automóviles en construir una factoría para producir combustibles sostenibles.

Los productos finales serán hidrógeno y metano sintético Audi e-gas, que se utilizará para vehículos como el  nuevo Audi A3 Sportback TCNG.

AT120541_large

Adicionalmente, la planta producirá gas que podrá ser introducido en la red de suministro de gas natural de la ciudad.

“Esta tecnología abre nuevas posibilidades para la movilidad sostenible y la industria de la energía en el futuro”, dijo Reiner Mangold, director de Desarrollo Sostenible de Producto de AUDI AG. “El proyecto e-gas marca una transición hacia formas alternativas de energía para los automóviles”.

La planta Audi e-gas, que puede convertir seis megavatios de potencia de entrada, utilizará electricidad renovable procedente de procesos de electrolisis. Este proceso divide las moléculas de agua en oxígeno e hidrógeno (Audi e-hydrogen), otro elemento que podría utilizarse como combustible en el futuro para los vehículos propulsados con pila de combustible.

AT120591_large

Sin embargo, puesto que todavía no existe una adecuada infraestructura para almacenamiento y distribución de hidrógeno, se hace reaccionar el hidrógeno con CO2 e una unidad especial de metanización para generar metano sintético renovable, o Audi e-gas.

Químicamente hablando este e-gas es casi idéntico al gas natural obtenido a partir de combustibles fósiles. Y como tal, puede distribuirse a las estaciones de CNG a través de la red de gas natural, y servirá como combustible para propulsar vehículos a partir de 2013.

El CO2 utilizado en la planta de Audi e-gas es un producto de desecho de una planta de biogás cercana a las instalaciones, operada por el proveedor de energía EWE. El CO2, que de no ser utilizado aquí para producir metano podría contaminar la atmósfera, se une químicamente al combustible en la planta, haciendo que la producción de Audi e-gas tenga un balance neutral.

La planta producirá anualmente alrededor de 1.000 toneladas de Audi e-gas, en cuyo proceso de producción se utilizarán unas 2.800 toneladas de CO2, una cantidad equivalente al CO2que absorben 224.000 árboles en un año.

A3120335_large

Por su contenido energético, el combustible Audi e-gas es un ideal para los motores de combustión interna.
Las instalaciones de Werlte generarán suficiente Audi e-gas para propulsar 1.500 nuevos Audi A3 Sportback TCNG durante 15.000 kilómetros cada año.

El compacto de cinco puertas A3 Sportback TCNG llegará a los concesionarios europeos a finales de 2013. Audi planea lanzar un segundo modelo TCNG, basado en la berlina Audi A4, en 2015.

El proyecto Audi e-gas puede replicarse fácilmente en cualquier país que cuente ya con una red de suministro de gas natural.

Beatriz Nuñez

Periodista de profesión desde el año 2003. Ese mismo año se involucró en la cobertura de deportes de motor y la industria automotriz, campo en el que se desempeña hasta el día de hoy. Tres veces nombrada por FECOM como la periodista mas destacada en el campo de los motores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba