Inicio INDUSTRIA Ford experimenta con robots similares a perros en sus fábricas

Ford experimenta con robots similares a perros en sus fábricas

634
0

Estos robots de cuatro patas pueden sentarse, dar la mano y voltearse. También pueden realizar escaneos de cámara de 360 ​​grados, funcionar en terrenos con inclinaciones de 30 grados y subir escaleras durante horas.

Son robots cuadrúpedos de 70 libras con una movilidad claramente similar a la de un perro que forman parte de un programa piloto de manufactura de Ford diseñado para ahorrar tiempo, reducir costos y aumentar la eficiencia.

Los robots, que Ford está probando en su planta de transmisión Van Dyke, están equipados con cinco cámaras, pueden moverse hasta 3 mph con una batería que dura casi dos horas, y se utilizarán para escanear la planta y ayudar a los ingenieros a actualizar el diseño computarizado original que es usado cuando las plantas necesitan reestructurarse.

“Diseñamos y construimos la planta, pero con el paso de los años se realizan cambios que en ocasiones no son documentados”, dice Mark Goderis, gerente de ingeniería digital de Ford. “Teniendo estos robots que escanean nuestras instalaciones, podemos observar cómo son realmente ahora y construir un nuevo modelo de ingeniería. Este modelo digital se usa cuando necesitamos reestructurar la planta para fabricar nuevos productos”.

“Usábamos un trípode y caminábamos alrededor de la instalación parando en diferentes áreas por cinco minutos, esperando a que el láser escaneara”, recuerda Goderis. “Escanear la planta podía llevar dos semanas. Con la ayuda de Fluffy, podemos hacerlo en la mitad del tiempo”.

La antigua forma también era más cara, ya que costaba casi $300,000 escanear una instalación. Si esta prueba piloto funciona, el equipo de manufactura de Ford podría escanear todas sus plantas por una fracción del costo.

Los robots tienen tres pasos operativos: caminata por terreno estable, ritmo pausado para terrenos irregulares y velocidad especial para escaleras. Pueden cambiar las posiciones de agacharse a estirarse, lo que les permite recorrer áreas de difícil acceso dentro de la planta.

Pueden manejar terrenos difíciles, desde rejillas y escalones, hasta inclinaciones de 30 grados y si se caen, pueden levantarse solos. Además, mantienen una distancia segura de los objetos para evitar colisiones.