INDUSTRIA

El Unimog U 20 lo usarán los bomberos en Luxemburgo

i2011unimog1

El Unimog U 20 llega al cuerpo de bomberos de Luxemburgo para complementar el trabajo del Unimog U 5000 que entró en servicio en el mismo país y con las mismas tareas en 2010

-Publicidad-

i2011unimog1

Los camiones Unimog tienen un encanto especial entre los amantes de los todoterrenos. No son precisamente bonitos pero a muchos les gustaría tener uno en su garaje. Desde hace casi 60 años, estos camiones preparados para casi cualquier adversidad han servido tanto para el ocio como para el trabajo.

El último en llegar a los cuerpos de seguridad de un país es este Unimog U 20 con el mono de bombero, que irá a la Autoridad de Protección Civil de Luxemburgo para complementar el trabajo del Unimog U 5000 que entró en servicio en el mismo país y con las mismas tareas en 2010. Y no será el último que veamos así, puesto que la Historia del Unimog está ligada a las tareas de extinción de incendios desde hace décadas (además de otros servicios civiles).

Los principales beneficios a la hora de usar un vehículo como el Unimog U 20 para las labores de intevención rápida de incendios están en sus medidas compactas. Pese a que su altura máxima es de 2,9 metros, el resto de medidas son mucho más pequeñas que las de cualquier camión de bomberos actual. Con las modificaciones hechas para el tanque de agua y la bomba de presión, su longitud total es de 5,5 metros, con un ancho de 2,15 metros.

i2011unimog2

Además, cuenta con ciertos elementos que lo hacen perfecto para intervenciones rápidas. Pese a su tamaño, es muy maniobrable en condiciones extremas, con un radio de giro de 12,6 metros, prácticamente el mismo rango que un compacto medio o una berlina. Pero sus mejores bazas son sus prestaciones fuera del asfalto, con sus ejes pórticos (ejes excéntricos respecto al centro de la rueda), que le dan una altura al suelo superior a cualquier otro todoterreno. O los ángulos de ataque y de salida, con 27 y 30 grados respectivamente.

Si hablamos de su motor, puede que parezca que se queda corto, ya que monta un cuatro cilindros con “apenas” 150 CV, pero que compensa con su transmisión con reductoras de ocho relaciones hacia adelante y seis relaciones para la marcha atrás. Esta unidad en concreto, está preparada para un equipo de dos personas, con capacidad para efectuar trabajos de extinción tanto en parado como en marcha.

Beatriz Nuñez

Periodista de profesión desde el año 2003. Ese mismo año se involucró en la cobertura de deportes de motor y la industria automotriz, campo en el que se desempeña hasta el día de hoy. Tres veces nombrada por FECOM como la periodista mas destacada en el campo de los motores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba