Inicio F1 Alonso se libró de la charla

Alonso se libró de la charla

208
0

f2014salvado

Marchionne reconoce que 2015 “será cuesta arriba”

f2014salvado

El nuevo presidente de Ferrari, Sergio Marchionne, es todo lo opuesto al saliente, Luca di Montezemolo. De este nunca se habría esperado un discurso tan áspero y estricto como el que ayer se oyó, y menos en la comida de Navidad de la ‘Scuderia’ en Maranello. “No quiero hablar del pasado, ya nos han dado demasiadas bofetadas”, afirmaba con su estilo directo, tan alejado del escenario casi operístico de antaño.

Sergio Marchionne

“Espero lo mismo de un piloto alemán que de uno español”

“No vale la pena hablar de 2014, que ha sido un gran desastre para Ferrari”, asegura Marchionne, que tampoco quiso buscar eufemismos para lo que viene en 2015. “Debido a decisiones tomadas por otras personas, con las que no tengo por qué estar de acuerdo, vamos a comenzar la nueva temporada muy tarde. El hecho de que se siguiera trabajando en el auto de 2014 no ha tenido impacto en los ideales del proyecto de 2015. Para mí, teniendo en cuenta como acabamos, tal vez habría sido mejor actuar de manera diferente. Estamos buscando elementos importantes para la evolución, pero será cuesta arriba. Lo único que puedo garantizar es que el equipo tiene un compromiso fenomenal y que tiene todo mi apoyo”, valoraba el mandatario, ataviado con su sempiterno suéter de punto y en tono cercano al enfado. “El auto ha pasado ya el test de choque, pero vamos retrasados sobre lo previsto”, insistió el presidente entrando en el barro.

No hay mucho más que añadir, si desde el interior de la factoría italiana se vierten tales palabras. Pero parece evidente que Fernando Alonso ha elegido el momento idóneo para dejar Ferrari, vistas las pobres expectativas que se tienen sobre el rendimiento del carro del próximo año. No eran erradas las informaciones desde Italia, que apuntaban a unos datos iniciales muy pobres del proyecto 666.

Respecto al piloto español y a su sustitución por Sebastian Vettel, Marchionne sólo pudo decir: “No espero menos de un piloto alemán que de uno español, que se deje el alma pilotando el coche y que gane carreras”. En la frase se desprende que Alonso se empleó siempre a fondo.

Arrivabene alaba a Vettel

El nuevo jefe ejecutivo, Maurizio Arrivabene, tampoco parece muy entusiasmado con lo que llega. “No soy Merlín”, comenzó ilustrando, para enumerar luego los objetivos de Ferrari en 2015: “Ganar dos carreras será un éxito, tres un triunfo y cuatro… el paraíso”.

Maurizio Arrivabene

“Ganar dos carreras sería un éxito, tres sería un triunfo y cuatro, el paraíso”

El hombre que gobernará el equipo desde el muro en cada carrera, prefirió ser más cariñoso con Vettel en su primera alocución y le ungió a través de unas palabras de Schumacher, al que conoció bien en su etapa como director de Phillip Morris en Europa. “Michael me dijo una vez: ‘Mira a ese chico. Es el único que puede hacer lo que hice en Ferrari”, recordaba.

Volviendo al presidente, Marchionne canceló la posibilidad de incorporar a Adrian Newey, actual director técnico de Red Bull), o de Ross Brawn (el técnico de la era dorada de Schumacher en Ferrari). “Son historias cerradas”, dijo sobre las negativas de ambos a fichar por la escuadra transalpina. “Solo se incorpora Jock Clear, que procede de Mercedes”, aclara. Nada que no supiera Alonso de antemano, más problemas y escasas perspectivas.

Por: Marca