AUTOMOVILISMO

Sam Bird gana en Putrajaya

fsambirdwon

Di Grassi confirma su liderato eléctrico

-Publicidad-

fsambirdwon

El inglés Sam Bird (Virgin Racing) ganó este sábado la segunda carrera de la Fórmula E, disputada en Putrajaya, la capital administrativa de Malasia, donde el brasileño Lucas di Grassi (Audi Sport ABT), que fue segundo, confirmó su liderato en el nuevo campeonato de motores eléctricos.

Bird, compañero del español Jaime Alguersuari, ganó por delante de Di Grassi -primer ganador con motor eléctrico, en Pekín-, que remontó desde el decimoctavo al segundo; y del suizo Sebastien Buemi (e-dams Renault), flamante campeón del mundo de resistencia y protagonista de idéntica remontada: del decimonoveno al podio.

El inglés se anotó la segunda prueba de un certamen completamente nuevo, en el que todos compiten con idéntico monoplaza, un modelo Spark-Renault SRT_01E con cinco marchas que puede alcanzar 225 kilómetros a la hora y que pasa de cero a 100 en tres segundos.

Obviamente, no hay repostajes, hay que saber administrar la energía y no sobrepasar la potencia permitida -la máxima es de 200 kilovatios (270 caballos)-, en carreras que se disputan en circuitos urbanos y en las que una docena de pilotos que han pasado por la F1, luchan, junto a ingenieros y mecánicos, por adaptarse a un nuevo concepto que la organización define como sostenible y futurista.

No fue de extrañar, por tanto, que nada más ganar, Bird, que fue probador de Mercedes, dedicase su victoria al francés Jules Bianchi, gravemente accidentado durante el pasado Gran Premio de Japón, en Suzuka, con el que compartió equipo en las Series GP2.

Otra característica es que la acción discurre durante la misma jornada, para reducir costes. De tal forma, tras el madrugón, Bird ya avisó, al ser el más rápido en el ensayo libre, en el que los españoles Oriol Serviá (Dragon Racing) y Alguersuari, séptimo y noveno este sábado en Putrajaya, fueron cuarto y duodécimo.

El francés Nicolas Prost (e-dams Renault), que acabaría cuarto la carrera, fue el mejor en calificación, en la que veinte competidores se dividen en cuatro grupos de cinco y ruedan diez minutos. El galo logró la ‘pole’ y sumó tres puntos añadidos al sistema que valora a los primeros diez en carrera de idéntica forma que lo hace la F1.

Pero el que arrancó primero fue Serviá, ya que el hijo de Alain -cuádruple campeón mundial de Fórmula Uno-, fue sancionado con la pérdida de diez puestos en parrilla, por provocar en la última curva de la capital china el accidente del alemán Nick Heidfeld (Venturi), que tampoco tuvo suerte en Putrajaya, donde tampoco acabó.

Para añadir otra peculiaridad, compiten dos mujeres, la italiana Michela Cerruti -que corre para el equipo del que es propietario y lleva el nombre de su compatriota y compañero Jarno Trulli, que coincidió con el doble campeón Fernando Alonso en sus primeros años triunfales en Renault- y la británica Katherina Legge (Amlin Aguri).

La inglesa embistió a la romana en la primera vuelta, en la que entró el primer ‘safety car’ en el técnico y bacheado circuito malayo, en el que Serviá arrancó bien, aunque fue rebasado por Bird y por Trulli -ganador del Gran Premio de Mónaco y once veces en un podio de F1- en la quinta, tras la marcha del coche de seguridad.

Que entró de nuevo en la novena, después de que el francés Franck Montagny (Andretti Autosport) -hace años, probador de Fernando en Renault- provocara un nuevo accidente de Heidfeld, que, con trece podios en F1, no ha tenido nada de suerte en su nueva categoría.

A mitad de carrera, tras 16 de las 31 vueltas a la pista de 2,6 kilómetros (para completar 71), Bird lideraba delante de Jarno y del indio Karun Chandhok (Mahindra) -ex Hispania, que acabó sexto-, con Serviá cuarto, por delante de los brasileños ‘Nelsinho’ Piquet (otro ex compañero de Alonso) y Bruno Senna (Mahindra), hijo y sobrino, respectivamente, de Nelson y Ayrton, triples campeones mundiales de Fórmula Uno, en la que también corrieron.

Tras el decimoctavo giro comenzaron los cambios de monoplaza y Serviá, con problemas para meter primera, según explicó a Efe tras la carrera, perdió un tiempo importante y con ello, la posibilidad de subir al podio. Al final, se conformó con el séptimo, delante del portugués Antonio Félix da Costa (Amlin Aguri) y de Alguersuari, que subió desde el decimoséptimo al noveno y se llevó otros dos puntos añadidos, al marcar la vuelta rápida en carrera.

Trulli fue sancionado con un pase por garaje y perdió toda opción en la 22, poco antes de que se quedase fuera de carrera Nelsinho, al chocar poco antes de la horquilla. Por delante, Bird supo gestionar la ventaja lograda con el primer coche y ganó una carrera en la que Prost avanzó hasta el cuarto y llegó a inquietar a su compañero Buemi, que remontó desde la parte trasera al haber sido sancionado por afrontar la calificación con menos peso del permitido.

Bird, tercero en Pekín, pudo dedicar el triunfo a su amigo Bianchi, pero se quedó a tres puntos de los 43 con los que Di Grassi entrará líder en Punta del Este (Uruguay), que albergará la tercera prueba del campeonato eléctrico el próximo 13 de diciembre.

Por: Mundo Deportivo

Marilyn Ramírez

Periodista de Grupo Puro Motor S.A desde 2014 en temas de Motocross. Grado académico: Bachiller en Periodismo y Licenciada en Producción de Medios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba