AUTOMOVILISMO

Marielos Rodríguez: La Dama de Hierro de los Motores

a2014donamarielos

Piloto, dirigente, apasionada de los motores, así es Marielos Rodríguez

-Publicidad-

a2014donamarielos

“A mi nadie me metió en esto, yo vengo de esto”. Es lo primero que nos dice doña Marielos Rodríguez, presidenta de la Federación Costarricense de Motores, FECOM, en una entrevista que le concedió a Puro Motor en su casa en Escazú. A pesar de estar recuperándose de una operación de catarata, nos atiende como siempre, amable, directa, sencilla.

Su sangre tiene un alto grado de octanaje ya que su padre, Allan Rodríguez (qdDg) fue fundador del Automóvil Club de Costa Rica, además de haber sido el dueño de una rencauchadora y una gasolinera. Como si fuera poco, era el distribuidor de los autos Studebaker y pertenecía a la Asociación de caminos y carreteras durante la década de los 50.

“Nací en 1946 y desde que tenía cuatro años estaba metida en esto. Mi papá era amante de las carreras de autos y me llevaba a las carreras en el Beneficio de los Tinoco. Con un MG Deportivo fue el primer campeón de subida de montaña, esos que agarraban y subían el volcán Irazú” dice doña Marielos.

Su hermano mayor Allan (qdDg) fue coleccionista de autos antiguos y también una gran influencia para doña Marielos: “Allan tenia una pista en el patio y corría en bicimoto. Luego pasó a correr al Estadio Nacional y siempre fui su gran seguidora”.
Su infancia fue la de cualquier niña normal. “Yo jugaba con muñecas, eso sí, en carros. Viví los motores desde que nací, viene de familia, de mis cuatro hermanos, 2 hombres y 2 mujeres, soy la menor, todos hemos sido fiebres en la familia, todos hemos corrido en diferentes disciplinas”.

Aunque los últimos años los ha pasado detrás del volante de FECOM, doña Marielos también estuvo detrás del volante en las pistas. “Mi sueño era llegar a correr y lo logré. Corrí en Autocross, Rally y Automovilismo. Primero gané el Rally a Puntarenas en la categoría de mujeres con Virginia Chacón. En La Guácima a las mujeres no nos dejaban corren con hombres entonces corrí en la categoría femenina en 1979. Fue una carrera de slalom y luego de velocidad” recuerda.

Ella pasaba días enteros en La Guácima, aprendiendo y corrigiendo. “No me importaba ganar, me importaba que dijeran “que bien maneja Marielos” dice entre risas, mientras menciona a sus maestros, esos grandes que sacaron su tiempo y sus conocimientos para enseñarle cómo y adónde frenar y acelerar, cómo tomar las curvas y otros secretos: Freddy Alvarado en Rally, Carlos “Kikos” Fonseca en Velocidad y Marco Esquivel en Autocross.

Una vez que se hizo notar en la pista, don Guillermo Chávez la convenció para ser parte de la Asociación Costarricense de Automovilismo, ACEA, y desde ahí cambió las pistas por la dirigencia. Desde 1980 fue secretaria de ACEA y catorce años después, en 1994, se convirtió en la primera mujer en el mundo en ser presidenta en una Asociación de Automovilismo. “Desde entonces no me “apeado” de la silla”.

Doña Marielos ha fundado varias asociaciones, entre ellas la de Kartismo, y bajo su dirección ACEA se convirtió en la Federación Costarricense de Motores, FECOM, en el 2000. Espera con ansias el quince años de FECOM el próximo 31 de mayo.

“He pasado por todos los puestos dentro de la Federación“

Es fácil darse cuenta lo que significa FECOM para ella. “Yo amo FECOM, la amo profundamente. Trabajo hasta incapacitada, estoy encima de mi gente por computadora o teléfono, si no puedo ir a la oficina ellos vienen a mi casa. Estoy conectada 24 horas, 7 días a la semana” nos dice con orgullo.

Igual de orgullosa habla de los logros de la Federación: “El logro principal sin duda fue la masificación de todos los deportes de las asociaciones pertenecientes a FECOM” llámese todos los deportes de cuatro ruedas, kartismo, autocross, automovilismo, rally, cuadracross además del deporte náutico.

Las becas deportivas son otro de los grandes logros y un éxito, sobre todo los últimos dos años, en que FECOM utilizó el mismo parámetro usado por ICODER: “Desde que nos convertimos en federación, el ICODER nos ha aumentado las partidas para las becas de nuestros pilotos. Es reflejo del trabajo que hacemos, cada año crece, todos los becados han tenido grandes logros y eso el ICODER lo ve”.

Aunque doña Marielos es la cabeza más visible de FECOM ella sabe que el éxito es gracias a los compañeros que ha tenido a lo largo de todos estos años: “Hay mucho trabajo, yo les pido mucho compromiso y el éxito ha sido gracias a ese trabajo y al orden que hemos tenido, siempre siguiendo los lineamientos que ordena ICODER”. Solamente ella, Leopoldo Diez y Rodolfo Esquivel están en la directiva de la Federación desde su fundación.

10417746 10152198580315785 6387566182298609258 n

“Antes había mucho machismo, ya por dicha no se da tanto ese problema”

Ochentas y Noventas: “Comenzamos a organizar muchas carreras, hicimos reglamentos, estudiamos las reglas. Hicimos mucho cuarto de milla, autocross y velocidad. Le abrimos la puerta a las asociaciones, ellos se acercaron y les oficializamos sus campeonatos”.

Dos mil: “Durante los primeros años de los dos mil, fue fácil ponerse de acuerdo, luego se puso difícil por ciertos personeros muy complicados que trabajaban para La Guácima, que aclaro, no era don Carlos Rodríguez. De hecho, las carreras en La Guácima pasaron dos años haciéndose fuera de FECOM, pero al final volvieron, todos vuelven” dice con una sonrisa.

En resumen, ¿qué hace FECOM por sus afiliadas? “Hacemos su eventos oficiales, le damos reconocimiento a los pilotos ante el ICODER y a cambio solo les pedimos que sigan sus lineamientos, bajo ninguna excusa se pueden contravenir las leyes del ICODER”.

Con respecto a las exitosas becas deportivas doña Marielos nos cuenta que se le pudo dar uniforme a los becados gracias al dinero girado por el ICODER: “Los uniformes, internos y externos y los cascos son muy caros. Les pudimos comprar uno a cada uno de los becados. Este año hasta con viáticos y estadía pudimos ayudar gracias al orden con las que llevamos las cuentas”. Casi cualquier piloto puede optar por una beca: “Los formularios están en la oficina, nosotros pedimos ciertos requisitos para becar, por ejemplo, tres años como mínimo corriendo y algunos logros. Pueden ser becas para desarrollar proyectos nacionales e internacionales. Pensamos para el otro año ayudar a las asociaciones afiliadas”.

Otro logro de este año de FECOM que pone muy feliz a doña Marielos es la compra de equipo necesario para el crecimiento del deporte de motor: “Le compramos equipo de cómputo al rallismo, boyas y cronómetro al deporte náutico, 40 radios, repetidoras y radios bases para prestar a todos los eventos de nuestras asociaciones para sus eventos. Además, les tenemos una secretaria y una oficina totalmente acondicionada para sus reuniones”.

“Lo malo se me olvida, solo pienso en las cosas buenas”

Tratamos de dejar de lado los temas laborales para volver a la vida familiar de doña Marielos. “Toda mi familia ha sido campeona, sobrinos, hermanos. La sangre Rodríguez, ya sea en primera, segunda o tercera generación ha sido campeona. En nuestra familia solo de eso hablamos, de motores y gasolina, nuestras fiestas y reuniones son para hablar solo de competencias y de carros”.

A pesar de dedicar la mayor parte del día a su trabajo dentro de FECOM, el mismo le rinde para su familia y sus gustos: “Me dedico a mis nietos, a mi familia, para todos hay tiempo, hago manualidades, me encanta decorar mi casa, todo lo del hogar lo hago yo. Me gusta ir a la playa, me da mucha paz. Soy muy devota de la Virgen, no soy de ir a Iglesia, pero si tengo a Dios y a la Virgen en mi casa, me gusta recibir visitas, amo los animales, tengo dos perros, más de cincuenta pájaros y peces”.

Me llama la atención que durante toda la entrevista doña Marielos revisa su celular, lee correos, lo maneja fácilmente. “Con respecto a la tecnología manejo todo desde mi celular y mi computadora y te digo con todo orgullo que nunca he recibido una clase de nadie, solo tuve que pedirle ayuda a mi hijo Robert la primera vez que me senté en la computadora para que me explicara que carajos era “el ratón”. Pero ahora manejo correos, tengo ilustrador y soy fanática de los juegos de estrategias. Cuando no se como funciona algo lo busco y lo estudio, soy muy perseverante”.

“Perdono pero no olvido”

En el momento en que nos concede esta entrevista, está en su casa, convaleciente de una operación de catarata, de la cuál dice se recupera lentamente debido a su diabetes. “Soy una paciente muy obediente, hago todo lo que dicen los doctores, pero voy lento” nos dice.

Aprovecha para sincerarse. “He perdido tolerancia, lo acepto, a cierta edad seguro se pierde, no soy tan tolerante como era antes. No aguanto la malacrianza ni la prepotencia, Si le pongo una X a alguien es imposible tener una relación con esa persona. Igual si inventan cosas sobre mí, si me difaman, con esas personas no quiero nada, yo perdono pero no olvido” sentencia.

¿Otros gustos? “La música salsa vieja, Rubén Blades y la época de Fania. Veo los noticieros de todos los canales, me gusta ver Intrusos de la Farándula antes de dormir. En cuanto a deportes solo veo carreras de carros, soy saprissista pero no me interesa mucho. Me gusta la gimnasia y en cuanto a la política me gusta mucho aunque no soy de partidos, soy de candidatos”.

Tampoco deja de lado a sus “otras hijas”, sus afiliadas: “Trato de asistir a todas las fechas de las asociaciones afiliadas, la velocidad me encanta, el Kartismo y el Autocross me fascinan. Al Rally iba cuando participaban mis sobrinos, ahora me da mucha nostalgia por mi hermano fallecido”

Dice que es muy abierta al diálogo, que le gusta conciliar y trabajar en grupo: “No soy cerrada como mucha gente cree, eso sí, soy estricta con las leyes, nunca soportaré algo fuera del reglamento, las leyes se cumplen estrictamente. Tengo mi carácter fuerte, pero no soy malcriada. He tenido muchos pleitos bravos, pero como dije, olvido lo malo y recuerdo lo bueno”.

Esa cero tolerancia con el rompimiento del reglamento le ha traído uno que otro problema durante estos años y ella lo recuerda perfectamente: “Claro hombre, hubo una época que hasta guardaespaldas tuve. Un día me quedé cinco horas dentro de La Guácima porque me querían pegar, me han tirado piedras a la casa, me han insultado y todo. Eso sí, he recibo homenajes y me han hecho reconocimientos y con eso me basta. Entre mas veo los logros conseguidos me emociono mas y más ganas de seguir luchando me dan”.

¿Ganas hasta cuándo doña Marielos? “Quisiera seguir hasta que logre tener un coliseo deportivo estatal, un complejo para desarrollar los deportes de motor, ese es mi gran sueño”.

Beatriz Nuñez

Periodista de profesión desde el año 2003. Ese mismo año se involucró en la cobertura de deportes de motor y la industria automotriz, campo en el que se desempeña hasta el día de hoy. Tres veces nombrada por FECOM como la periodista mas destacada en el campo de los motores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba