INDUSTRIA

Ticos se la «juegan» para aprobar RTV

i2015riteve1

Utilizan diferentes trucos, que ¿funcionan realmente?

-Publicidad-

i2015riteve1

La mala costumbre de dejar todo para última hora, falta de recursos económicos, o bien hacerse el «vivo» y no acatar las normas, son las principales razones por la que muchos conductores prefieren recurrir a «trucos» para pasar la revisión técnica.

No hace falta investigar mucho para encontrar trampas para superar la prueba de gases, llantas o frenos, algunos de ellos descabellados y otros con un poco más de lógica.

Dejando de lado situaciones más comunes como pedirle las llantas prestadas a otro conductor, quitar halógenos o cambiar el escape del vehículo, la mayoría de estos trucos tienen que ver con la prueba de gases.

Es ahí donde aparece el echarle alcohol al tanque de combustible con naftalina, bajar el mínimo del vehículo y desconectar un inyector, todo esto con el fin de que emita menos gases.

«Atrasar la chispa a veces funciona, pero no es una garantía de que pase el vehículo por eso, en el caso del alcohol si tiende a emitir emisiones más limpias pero se debe tener cuidado porque puede dañar el interior del tanque si se le echa mucho, y con respecto a la naftalina eso es un invento, no sirve para nada de lo que la gente cree», aseguró el mecánico y experto en temas automotrices, Cristián Vargas.

Vargas agregó que los problemas asociados con no superar la prueba de gases por lo general tienen que ver con el catalizador en mal estado, los sensores de oxígeno o el desgaste de motor, este último problema es el que más dinero necesita para la reparación. En el mercado el promedio de precios de un catalizador ronda los 50 mil colones y los sensores se estiman en 60 mil.

«Lo más recomendable es darle el mantenimiento adecuado al vehículo y así no hay que invertir tanto cuando les toca Riteve, si se corrigen los problemas de una vez el vehículo va a mejorar en el consumo de combustible y se va a circular de forma segura», agregó.

En Riteve ya han detectado que alguna gente corta un cable de la instalación o desconectan el enchufe del inyector, pero también han aparecido fraudes más elaborados como instalar un sistema de palancas en sustitución del freno de mano, con el cual accionan el pedal de freno e instalan un interruptor para manipular la luz de freno con el fin de no ser visto por el inspector.

«Cabe destacar que todos estos trucos son fácilmente detectables por los inspectores, pues ya conocemos las principales tendencias al fraude. Si el inspector escucha un sonido extraño en el motor la prueba de gases no se realiza; las medidas que se toman son relativas dependiendo del intento de engaño que se encuentre», indicó Jennifer Hidalgo, vocera de Riteve.

En las diferentes estaciones se han presentado situaciones de agresión sobre los inspectores o amenazas con armas de fuego, golpes hasta reventar en vidrio de la casetilla donde se entrega el informe, o daños físicos tras esperarlos en las afueras de la estación.

Las mujeres inspectoras han sido víctimas especialmente de amenazas e insultos.  

Otras situaciones comunes en el pasado han sido llevar vehículos con desechos de animales en su interior para evitar ser revisados, o autos que van derramando líquidos o con fugas que pueden provocar quemaduras al inspector que se ubica en la fosa.

Beatriz Nuñez

Periodista de profesión desde el año 2003. Ese mismo año se involucró en la cobertura de deportes de motor y la industria automotriz, campo en el que se desempeña hasta el día de hoy. Tres veces nombrada por FECOM como la periodista mas destacada en el campo de los motores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba